A pesar de que el tráfico de plazas y la asignación de personal directivo dejó de estar en manos de los sindicatos desde hace cuatro años, la CNTE continúa intentando imponer a personal a modo suyo.

El marco normativo es muy específico al respecto, ya que la Ley General del Servicio Profesional Docente, expedida el 11 de septiembre de 2013, en su Capítulo IV, denominado “De la Promoción a Cargos con Funciones de Dirección y de Supervisión”, su Artículo 32 señala lo siguiente: “quienes participen en alguna forma de Promoción a cargos con funciones de dirección o de supervisión distinta a lo establecido en este Capítulo, autoricen o efectúen algún pago o contraprestación u obtengan algún beneficio, incurrirán en responsabilidad y serán acreedores a las sanciones correspondientes.”

Empero, sin importarles las posibles sanciones a las que pudieran hacerse acreedores en torno a lo mandatado, las cúpulas de la Sección XVIII de la  CNTE en Michoacán convocaron la semana pasada en un acto extralegal y mediante “marchómetro” a sus afines a recibir encargaturas de despacho de supervisiones y jefaturas de sector, en el nivel de educación primaria.

Esto se opera sin la entrega de nombramientos oficiales, ya que esto permite aprovechar el recoveco legal consentido mutuamente para evitar violar flagrantemente la Ley General del Servicio Profesional Docente; lo que acarrearía sanciones a los funcionarios.

Sin embargo, quienes pagan el costo de la coordinada ocurrencia son los niños y jóvenes michoacanos, cuyas escuelas, tanto públicas como privadas, tendrán supervisores y jefes de sector a modo de la CNTE, bajo cuyos criterios se evaluarán y a quienes deberán el favor, dejando de lado la posibilidad de contar con auténticos líderes que promuevan el desarrollo educativo estatal.

Más aún, mientras tanto se continúa pasando por encima del derecho de los maestros que ganaron plazas de supervisores y jefes de sector por concurso de oposición mandatado en la LGSPD. Actualmente, de acuerdo a la información oficial, hay cinco profesionistas

idóneos esperando a que se les entregue su nombramiento, recibiendo mutis institucional

Si bien, la SEE emitió un comunicado, consultable en http://www.educacion.michoacan.gob.mx/solo-tienen-validez-las-convocatorias-establecidas-en-la-lgspd-subraya-see/, en donde se especifican las ilegalidades que se cometen en caso de que la CNTE continúe usurpando a la autoridad y emitiendo convocatorias, resta conocer que haya consecuencias para quienes realizaron en el pasado y el presente estos actos ilegales Cabe señalar que la convocatoria y prórroga al concurso escalafonario para la asignación de encargaturas de supervisión y jefaturas de sector emitida por la Sección XVIII SNTE-CNTE contiene nombre, cargo y firma autógrafa de quienes la emiten y a la vez se ostentan como líderes sindicales, por lo que en caso de querer poner orden, hay mecanismos para actuar legalmente a la brevedad.

Paralelamente, deben de transparentarse todas las asignaciones temporales y definitivas de supervisiones y jefaturas de sector desde  2013 a la fecha, para verificar que efectivamente no ha habido omisión en el seguimiento conforme a derecho de cualquier posible acto constitutivo de delito. Además, es preciso difundir un padrón completo de supervisores y jefes de sector michoacanos, para que se desmienta a quien intenta constituirse en autoridad y se recupere la confianza en las instituciones.

Para hacer prevalecer el imperio de la ley y combatir la corrupción se requiere apego a la legalidad, transparencia y rendición de cuentas para evitar estos subterfugios que ponen contra la pared a la educación estatal, así como la aplicación de todo el peso de la ley contra quienes flagrantemente suplantan funciones.

Sus comentarios son bienvenidos en eaviles@mexicanosprimero.org y en Twitter en @Erik_Aviles