El diputado Roberto Carlos López, presidente de la Comisión Especial del Congreso local, organizó la conferencia “La política y la Constitución en Michoacán”

Michoacán (MiMorelia.com).- En el marco de los festejos por el Centenario de la Constitución de 1917, el diputado Roberto Carlos López, presidente de la Comisión Especial del Congreso local, organizó la conferencia “La política y la Constitución en Michoacán”, impartida por Eduardo N. Mijangos Díaz.

Lo anterior, señaló el legislador con el objetivo de contextualizar el escenario en el que se llevó a cabo el proceso revolucionario en el estado, así como de la configuración constitucional de la nación desde la perspectiva de los actores públicos.

Añadió que la Comisión Especial que preside, ha preparado una serie de actividades dirigidas a generar espacios de reflexión y discusión acerca de los alcances actuales de la Constitución y su pacto social, con el propósito de fomentar la cultura constitucional.

En su intervención, Eduardo N. Mijangos presentó un análisis del proceso revolucionario en Michoacán, caracterizado por la expresión de las pugnas por el poder político, y examinando el papel desempeñado por las principales agrupaciones políticas surgidas en Michoacán durante el periodo 1910-1920, producto de sus investigaciones realizadas en diversos archivos y acervos documentales.

“La revolución en Michoacán no fue producto de grandes batallas, fue una revolución política y social caracterizada por las pugnas entre diversos actores políticos, el bandolerismo, el desplazamiento de la población, una profunda crisis económica por la carencia de productos básicos y de salud, por la presencia de epidemias que disminuyeron de forma significativa a la población”.

De igual forma, el historiador se refirió a las características en las que se desarrollaron los procesos político-electorales en 1911 y 1916, en los cuales las nuevas leyes en la materia, así como los conceptos de ciudadanía, representación política y democracia, propiciaron una renovada participación política entre la población.

“México cambió sustancialmente y lo hizo a lo largo de esta primera década de la Revolución que fue la más violenta, en que se desmantelaron las instituciones porfiristas y se gestaron nuevas; en este nuevo marco jurídico surgió la Constitución Mexicana, como el elemento más importante mediante el cual la sociedad percibió que su país había cambiado y que existían nuevas reglas y condiciones para el ejercicio del poder”.

Asimismo, agregó que la Constitución de 1917, “fue el instrumento mediante el cual la sociedad revolucionaria inició la construcción de un nuevo país, con todos los problemas que conllevó por desarrollarse en medio de un contexto violento; y en el que luego de diversas pugnas por encabezar el proyecto político, un grupo plural finalmente llegó a un resultado del que nos podemos sentir orgullosos por su contenido progresista y de amplio sentido social”.