Por: Abril Ferreira

Ciudad de México (Rasainforma.com).- La justicia de Francia dio la razón a un hospital que había despedido a un doctor egipcio en prácticas ya que se negó a recortar su barba, lo cual el establecimiento consideró como una “manifestación ostentatoria de pertenencia religiosa”.

El tribunal administrativo de apelación de Versalles, ubicado al suroeste del país, atribuyó su decisión a considerar que, aunque el hecho de llevar una barba larga, no constituiría “por sí solo” un signo de pertenencia religiosa, los hechos daban la razón al centro médico.

Lo sucedido tuvo lugar a finales de 2013. El doctor, de ahora 35 años, llevaba a cabo una rotación de especialización en cirugía visceral en el hospital Saint-Denis, que se encuentra al norte de París, en el marco del convenio con el National Liver Institute de la Universidad egipcia de Menufia.

Se presentó con la cara cubierta por una barba demasiado grande y se le dijo varias veces que se la recortara, pues “los miembros del personal lo tomaban como un signo de pertenencia religiosa”.

El médico se limitó a pedir el respeto a su vida privada, sin negar que su apariencia iba encaminada a manifestar un compromiso religioso.

Cabe mencionar que el principio de la laicidad en Francia se estableció en 1905 por una ley de separación de Iglesia y Estado. Así, el uso del velo u otros símbolos religiosos está estrictamente prohibidos.

Con información de El Universal