Autoridades realizaron la entrega de juguetes (Foto: ACG)

Por: Héctor Jiménez/@Hectorjjmm

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- La encargada del despacho del DIF municipal, Melissa Vásquez Pérez, aseguró que se escuchará a las internas del Centro de Readaptación Social (Cereso) David Franco Rodriguez respecto a sus necesidades, de las que la primera parece ser la salud.

Después de la entrega de juguetes en la que fue la primera visita de la presidenta honoraria del DIF, Paola Delgadillo de Martínez, al reclusorio, la encargada del despacho comentó:

“Nos están invitando a un recorrido, queremos escucharlas, sobre todo a las internas para que puedan platicarnos sus necesidades, ahorita nos dijeron muy en general que la necesidad mayoritaria que están viendo es en salud. Entonces tendremos un acercamiento con salud municipal para que ellos también puedan acercarse y hacer lo propio”.

Ya pasada la festividad del día de Reyes Magos y a mitad de la temporada invernal, precisó que se obtuvieron 4 mil 700 juguetes por donación, de los que se han repartido unos 3 mil en colonias como Valle de manantiales y Tenencia Morelos; mientras que por otra parte fueron 6 mil 500 cobijas donadas, de las que ya se han entregado 70 por ciento.

78 mujeres, 9 niños; uno mayor de 3años

La directora del Cereso, Lilia Cipriano Ista, comentó que al interior del reclusorio se encuentran un total de 78 mujeres y nueve niños, uno de los cuales ya rebasa los 3 años de edad y, por lo tanto, tendrá que salir de las instalaciones una vez que entre en vigor una ley que impide su permanencia después de los 3 años de edad.

“La mayoría de las mamás que están ahorita aquí vienen siendo por tema de alto impacto, en alto impacto se concentran las personas por delitos de secuestro y de delincuencia organizada”, explicó, “ y por lo mismo las mujeres que tienen sus niños menores los concentran aquí para evitar algún riesgo”.

En estos casos, los niños menores de 3 años tienen tres opciones: permanecer al lado de sus madres al interior del reclusorio, quedarse al cuidado de algún familiar o ser recibidos por el sistema DIF estatal para que después se integren a una casa hogar.

En relación a las carencia médicas, la directora habló de que registran una escasez de medicamento; no cuentan con un ginecólogo a pesar de tener dos mujeres embarazadas; y tampoco cuentan con un pediatra, por lo cual deben apoyarse en visitas de médicos del Hospital Infantil una o dos veces al mes.

Foto: ACG