Alemania (MiMorelia.com/Redacción).- Frustrado porque a su equipo no le estaban saliendo bien las cosas ante el Borussia M’gladbach, Julian Nagelsmann, entrenador del Hoffenheim, lanzó una botella. El entrenador de 30 años de edad trató de impactar una pared, pero se le pasó la mano, y el objeto le pegó a uno de los aficionados que estaban detrás del banquillo de su equipo.

El DT de inmediato supo que se equivocó, así que, en cuanto tuvo oportunidad, subió a la zona de gradas para disculparse personalmente con el veterano seguidor.


“Fue una acción estúpida de mi parte. Quise lanzar la botella a la pared, pero se atoró en mi suéter. Eso no puede y no volverá a repetirse. Quise lanzar la botella al muro. Gracias a Dios no golpeó de lleno a un aficionado, pero lo siento. No fue mi intención hacer eso”, declaró, según recoge Four Four Two.

FG