Se recomienda intentar disminuir los síntomas sin medicación (Foto: Archivo)

Por: Ariana Castellanos

Ciudad de México (Rasainforma.com).- El Alzheimer afecta al alrededor del 1.06 por ciento de personas en el grupo de edad de 65 a 69 años, informó la Secretaría de Salud.

Se trata de una enfermedad cerebral que causa problemas con la memoria, como la pérdida de ésta, la forma de pensar y el carácter o la manera de comportarse. No es una forma normal del envejecimiento.

Los médicos han detectado que jugar ajedrez, leer regularmente, hacer cuentas sin ayuda de calculadoras y utilizar el lado menos hábil del cuerpo son algunas de las actividades que se recomiendan para ejercitar la memoria, lo cual retrasa y reduce la severidad de los síntomas del Alzheimer.

Si bien no se puede prevenir la aparición del Alzheimer y sus consecuencias, es importante desarrollar habilidades físicas, emocionales y sociales para mejorar la calidad de vida, tanto del paciente como de quienes lo rodean.

Cuando una persona es diagnosticada con Alzheimer, se recomienda intentar disminuir los síntomas sin medicación para reducir los efectos secundarios en adultos mayores.

Existen algunas estrategias que pueden ayudar a mejorar la calidad de vida de las personas enfermas, así como reducir la carga de quienes las atienden:

  • Mantener la salud del paciente en niveles óptimos, con actividades físicas livianas.
  • Evaluar el confort y el bienestar del paciente, debido a que pierden la capacidad de transmitir que sienten dolor o explicar nuevos síntomas.
  • Crear un ambiente propicio y tranquilo para que el paciente se sienta seguro.
  • No sobre estimular al paciente con tareas complicadas, así como permitir su descanso luego de actividades intensas.
  • Tomar medidas de seguridad, como cerrar puertas y ventanas, eliminar de su alcance objetos cortantes y peligrosos.
  • Incentivar a amigos y familiares a que lo visiten con frecuencia o establecer rutinas para salir a pasear.

El Alzheimer es el tipo más común de demencia, que por lo general aparece en personas mayores de 65 años. A partir de esa edad y hasta los 90 la prevalencia se duplica cada cinco años.