No hay una causa específica que determine porqué se presenta más en hombres, quienes la desarrollan generalmente en una edad temprana entre los 18 y 30 años (Foto: Cortesía)

Ciudad de México (MiMorelia.com/Redacción).- La esquizofrenia y la depresión se encuentran entre afectan más a hombres que a mujeres, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), siendo la primera uno de los trastornos mentales más severos que se presentan en la población, misma que se desarrolla generalmente entre los 18 y los 30 años, cuando se encuentran en su etapa más productiva.

La OMS destacó que más de 21 millones de personas en todo el mundo sufren de esquizofrenia, y ataca con mayor frecuencia a hombres (12 millones) que a mujeres (9 millones). Por esto, el ISSSTE, en el marco de su campaña “Febrero, mes de la salud del hombre 2018”, invitó a su derechohabiencia masculina a acudir a su Clínica de Medicina Familiar para detectar a tiempo este y otros padecimientos.

De acuerdo con Xóchitl Duque Alarcón, médico psiquiatra de la Clínica de Neuropsiquiatría del ISSSTE, la prevalencia de esta enfermedad mental en la población que atiende el Instituto es del 1 por ciento, y ocupa el cuarto lugar en las causas de discapacidad en la derechohabiencia, que es de 4.8 por ciento, según el Informe Financiero y Actuarial del Instituto (IFA 2017).

Señaló que no hay una causa específica que determine porqué se presenta más en hombres, quienes la desarrollan generalmente en una edad temprana entre los 18 y 30 años, cuando se encuentran en su etapa más productiva. Pese a este panorama, la esquizofrenia es tratable con la ayuda de fármacos y puede ir acompañada de psicoterapia.

Duque Alarcón dijo también que la depresión es un trastorno mental frecuente que se caracteriza por la presencia de tristeza, pérdida de interés o placer (anhedonia), sentimientos de culpa o baja autoestima, trastornos del sueño o del apetito, sensación de cansancio y falta de concentración,

Resaltó que los hombres se niegan a aceptar que tienen depresión por cuestiones culturales como los prejuicios de “si tienen un trastorno mental son débiles o el de los hombres no lloran o de que no tendrían por qué estar tristes ya que ello los hace verse más vulnerables”.

“Las enfermedades mentales sí afectan la calidad de vida de cualquier persona, incluso hay gente que puede pasársela 10 años deprimido y no se atiende o no sabe que está deprimido, la pasan mal y nadie debe vivir así, ya que hay opciones para estar mejor”, apuntó la especialista.

Flv Nz