México ocupa los primeros lugares en sedentarismo a nivel mundial

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- México ocupa los primeros lugares en sedentarismo a nivel mundial, por lo que al inicio del presente año, el jefe del Servicio de Endocrinología del Hospital de Especialidades del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco, doctor Miguel Escalante Pulido, exhortó a la población a realizar actividad física por lo menos cuatro veces a la semana para tener un impacto metabólico favorable.

“80 por ciento de las personas encuestadas en México no hacen ejercicio de forma rutinaria, ni caminan 10 mil pasos diarios como recomienda la OMS, y eso nos condiciona como uno de los países con más sedentarismo”, destacó el especialista.

Aunque por excelencia, la actividad aeróbica promueve la pérdida de peso, es importante realizar ejercicios isométricos para mantener la masa muscular que a partir de los 26 años de edad va en decremento, por lo que recomienda combinarlo con el uso de ligas y mancuernas con bajo peso (menor a medio kilo) para lograr este objetivo.

El ejercicio físico, explicó Escalante, no sólo tiene beneficios en la pérdida de peso corporal, sino además coadyuva en la prevención de enfermedades como diabetes, hipertensión e hipercolesterolemia y triglicéridos altos.

“Una persona que ya camina 30 minutos diarios, por lo menos cinco veces a la semana, tiene una reducción de hasta un 35 por ciento en las posibilidades de desarrollar diabetes, tal vez previene hasta más, si se tiene una condición de obesidad”, destacó.

Incluso, señaló que el salir a caminar después de la ingesta de alimentos reporta grandes beneficios para el organismo, ya que los niveles de glucosa se reducen hasta en 70 por ciento, con este tipo de actividad realizada durante 30 minutos a un ritmo que permita alcanzar una frecuencia cardiaca que favorezca la quema de grasas.

Para lograr los objetivos de pérdida de peso y reducción de glucosa y colesterol, señaló el experto del Seguro Social, se debe ser constante en la realización de actividad física, de igual manera establecer planes y metas.

Explicó que el incremento en la actividad física para una persona que por lo regular no se ejercita de forma rutinaria, debe ser paulatino, lo ideal es que inicie con 10 o 15 minutos de caminata o actividad aeróbica diariamente y cada semana incremente cinco minutos la duración hasta alcanzar una adecuada condición física que posteriormente le permita realizar mayores esfuerzos o actividades de mayor rendimiento.