Entre 2014 y 2016 aumentaron 42% los decesos en ese cruce de nuestro país con EU (Foto: www.colef.mx)

Ciudad de México (MiMorelia.com/Redacción).- El hombre de 55 años de edad intentó cruzar el Río Bravo en busca del sueño americano. No alcanzó a llegar al territorio estadounidense. Su cadáver fue encontrado el 13 de enero anterior en los márgenes de ese cruce hacia el vecino del norte, a la altura del puente internacional Los Tomates, en Matamoros, Tamaulipas.

Lo identificaron como Fernando Martínez Guerra, quien días atrás salió de su poblado, Matehuala en el estado de San Luis Potosí, a donde regresó el 20 de ese mismo mes, ya sin vida y para ser llevado a su última morada.

Dicho caso fatal es uno de los 62 reportados en lo que va del año -con corte al 16 de marzo- en la frontera de México con Estados Unidos, de acuerdo a la Organización Mundial para las Migraciones (OMM). Dos son los puntos más letales: El Condado de Pima, Arizona, con 32, y el Río Bravo, 25. Otros en Texas y Nuevo México, donde dos perecieron al escapar de la Patrulla Fronteriza.

Según el recuento hasta la referida fecha, los centroamericanos son de los más afectados, aunque de muchos se desconoce su nacionalidad. Ellos enfrentan doble travesía. Primero al internarse en territorio mexicano, luego en el intento por cruzar hacia la Unión Americana.

Un salvadoreño fue rescatado sin vida de las aguas del también conocido como Río Grande por personal de Protección Civil de Reynosa, Tamaulipas el 13 de enero último. Lo divisaron a la altura del Ejido El Guerreño. Fue identificado como Elenilson Ortiz Franco, de 45 años, gracias a documentos expedidos por el gobierno de su país y las autoridades migratorias mexicanas que lo admitieron en territorio nacional como visitante. Tenía entre 24 y 72 horas de fallecido.

Diez días después, el 23 de enero, el cadáver de Brandon Aldahir Juárez Herrera, con una edad aproximada de 20 a 25 años, también de El Salvador, fue avistado a la altura del rancho El Porvenir, antes del puente internacional Reynosa-Pharr, según los reportes de medios locales.

No sólo en los límites con Estados Unidos se han registrado los fallecimientos de migrantes. En México perdió la vida un joven originario de Honduras, Breiny Alexander Flores Núñez, que junto a otros de sus paisanos viajaban “de trampa” en el tren rumbo a Coahuila, para de ahí pasar a EU. Unos delincuentes los asaltaron y tiraron del ferrocarril la mañana del 12 de enero del vigente año, cerca del municipio de Sabinas, y de esa forma falleció por las heridas luego de caer del convoy en movimiento.

Otro centroamericano fue encontrado ahogado el pasado 4 de febrero. Su cadáver flotaba en el cauce del Río Bravo, a la altura del Ejido Purísima, en el estado de Coahuila. Más tarde fue identificado como Melvin Mendoza López, de 33 años, de nacionalidad hondureña.

Incluso hasta de Sudamérica. Apenas el 12 de marzo anterior fue hallado en dicho sitio el cuerpo inerme de un varón originario de Perú, quien llevó el nombre de César Augusto Vega Espinoza, de 29 años de edad, a la altura de Reynosa, Tamaulipas.

Mientras que en el Condado de Pima, Arizona, ya en territorio estadounidense, la OMM lleva reportados 32 decesos de migrantes en el citado lapso, atribuidos a deshidratación y otros debido a la exposición al sol en su camino por esa parte desértica.

La frontera de México con USA es la tercera más fatal en el mundo. Del 1 de enero al 16 de marzo de este año, se ubica atrás del Norte de Europa, que alcanza 198 decesos, y del Mar Mediterráneo, primero al contabilizar 525.

Durante 2016 registró 436 muertes de migrantes, el 5.8 por ciento general. Sólo se situó abajo de la del Norte de África con Europa, que tuvo mil 127 decesos documentados, y del Mar Mediterráneo, con 5 mil 083. Contabilizaron en total 7 mil 509.

Mientras que en 2015 en ese mismo cruce de América del Norte, hubo 337 de las 6 mil 107 muertes en los distintos puntos fronterizos del planeta, y en 2014 la cifra se situó en 307, lo cual evidencia una tendencia a la alza. Entre 2014 y 2016 se dio un aumento de 42 por ciento en esos fallecimientos.

Este 2017 la situación puede agravarse ante la pretendida construcción del muro entre México y Estados Unidos, además de otras acciones del presidente de aquel país Donald Trump contra los indocumentados, como la amenaza de deportarlos.

amm