Por: Ireri Campos/ @IreriCames

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- La falta de recursos económicos y la ausencia de programas de manejo oficiales, mantienen en el abandono las áreas naturales protegidas en el país y en Michoacán, y lo más grave es que desde el 2015, la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) no ha erogado los recursos necesarios para la preservación, manejo y protección de las áreas naturales en la entidad, por lo que dejó a su suerte gran parte del patrimonio ambiental del estado, entre ellos el Parque Nacional de Uruapan y la cascada de la Tzararacua, el Parque Nacional del Pico del Tancítaro, las playas de Colola-Maruata y Mexiquillo, en donde arriban las tortugas, entre otros.

Dicha situación se puede agravar más, toda vez que las dependencias federales encargadas de preservar el patrimonio ambiental de Michoacán, están incidiendo para que organismos internacionales y capital privado puedan manejar y administrar los parques naturales en el estado.

Aunado a ello, desde el 2015 las oficinas de la CONANP cerraron sus puertas en Michoacán, y trasladaron su sede al estado de Jalisco, esto a pesar de que nuestro estado es de las primeras cinco entidades en el país con más diversidad ambiental y que cuenta con un mayor número de áreas naturales y parques nacionales.

Además, la Federación busca que la administración Estatal y los municipios asuman la responsabilidad de administrar y preservar las áreas naturales protegidas, desentendiéndose de sus obligaciones constitucionales y legales para preservar y cuidar el patrimonio ambiental de los mexicanos.

Las áreas naturales protegidas en Michoacán, que están en la incertidumbre de financiamiento federal por falta de recursos de la CONANP, son: Barranca de Cupatitzio, las playas de Colola-Maruata, el Lago de Camécuaro, Bosencheve ubicado en Zitácuaro, Parque Nacional Insurgente José María Morelos y pavón (mejor conocido como el Kilómetro 23), Cerro Garnica en los municipios de Hidalgo y Queréndaro, La Reserva de la Biosfera de la Mariposa Monarca, Playón Mexiquillo, Pico de Táncitaro, Parque Rayón en Tlalpujahua y la Reserva de la biosfera Zicuirán-Infiernillo.

Foto: Omar Carpinteyro
Foto: Omar Carpinteyro

A inicios del presente año la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) reveló que solo 102 de las 177 áreas naturales protegidas de carácter federal en México cuentan con un programa de manejo formulado y publicado.

A través de una recomendación dirigida a la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) y a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), la CNDH advirtió que las 75 restantes carecen de un programa publicado en el Diario Oficial de la Federación y/o en la Gaceta Ambiental.

La recomendación instaba a las dependencias federales a realizar estudios y análisis para recategorizar la vocación de las áreas naturales protegidas, así como a atender las características que dieron origen al nombramiento.

“No hay recursos”: Federación

El presidente de la Asociación Nacional de Autoridades Ambientales Estatales, Roberto Iván Alcalá Férraez aseguró que los recortes presupuestales en la Federación se deben a un panorama económico desfavorable para el país.

basura-playa-grande
Foto: Leo Hidalgo

Pese a catalogar la situación ambiental como “preocupante”, Alcalá Férraez descartó que dentro de las reuniones de los representantes de las entidades de la República que se realizaron este año, se contemplará el tema presupuestal para manejar las áreas naturales. “Finalmente, tendremos que hacer con menos, más”, justificó.

Los organismos internacionales, la inversión privada y la sociedad civil, son las tres alternativas que el presidente de las autoridades ambientales en el país ha priorizado como solución a la nula erogación de recursos para las áreas naturales protegidas por parte de la Federación.

Sobre la condición que prevalece en las 75 zonas que carecen de un programa de manejo, el funcionario se limitó a decir: “Que los organismos internacionales nos ayuden a financiar sus programas de manejo, porque son caros, la Federación no tiene recursos.”

Argumentó que los tres órdenes de gobierno deben ser “complementarios” en el tema ambiental con empresarios, ciudadanos y organizaciones no gubernamentales, esto en lugar de presionar a la Federación para que entregue más recursos, como le corresponde por ley.

Cuestionado sobre la presunta privatización que el apoyo económico de empresarios pudiera ocasionar en las áreas naturales protegidas, Iván Alcalá no descartó la posibilidad: “démosle el beneficio de la duda”.

Barranca del Cupatitzio, el experimento privado

El parque nacional “Barranca de Cupatitzio”, ubicado en Uruapan, dejó de ser administrado por la Federación hace apenas unos días, ahora será el Ayuntamiento el responsable del manejo y mantenimiento de dicha área natural, que es el mayor símbolo ambiental de los uruapenses.

ricardo-luna-semarnacc3Derivado de un recorte de 20 millones de pesos por parte de la CONANP a Michoacán, la figura municipal de la zona natural permitirá -a decir del titular de la Secretaría de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Cambio Climático (Semarnacc), Ricardo Luna García-, gestionar recursos de organismos internacionales, así como la participación de organizaciones privadas.

Señaló que el gobierno estatal carece de los recursos necesarios para sostener el Parque Nacional, tras dos años en los cuales jamás llegaron los recursos por parte de la CONANP; y precisó que tan solo durante el 2016 se requerían de 57 millones de pesos para las 11 áreas naturales protegidas por la Federación.

“Estaban los proyectos calificados, ya había hasta números de cuenta, y simplemente nos los cortaron (sic). Nos lo notificaron en el mes de noviembre o diciembre pasado, nosotros llegamos el primero de octubre (cuando entra en funciones la actual administración), entonces retomamos inmediatamente todos los proyectos, pero en noviembre y diciembre nos dicen que ya no hay dinero.”

Inicialmente, abordó la iniciativa privada el decreto de cambio de administración federal a municipal en la “Barranca del Cupatitzio”, como uno de los entes fundamentales de la modificación.

Ante ello, miles de ciudadanos se inconformaron, lo que generó en la realización del primer Foro de Consulta en pro del Parque Nacional en Uruapan, donde la sociedad civil, empresarios y los tres órdenes de gobierno se reunieron para definir el rumbo y el destino del pulmón ambiental del municipio.

semarnacc-ricardo-luna-uruapanEl gobierno estatal y municipal, han reiterado en numerosas ocasiones que no se privatizará el Parque Nacional, pese a la presencia de inversiones empresariales para el mantenimiento del mismo.

Luna García admitió que podrían entregarse concesiones a asociaciones públicas y privadas dentro de la “Barranca del Cupatitzio”, además de las que ya se han otorgado hasta el momento para servicios de baños públicos, cafeterías y algunos establecimientos de comida.

“Por ejemplo, puede haber algunas otras, como la instalación de algún vivero o de producción de plantas, producción de algunos espacios de recreación, algún gimnasio de aire libre, cosas así de ese tipo, que serían parte complementaria, pero que no tendrían un impacto negativo en el área”, destacó el funcionario estatal.

Mariposa Monarca, un “caso especial”

Michoacán cuenta con otras 10 áreas naturales protegidas de carácter federal, entre ellas la Biosfera de la Mariposa Monarca, donde el impacto de la nula participación económica de la CONANP ha sido menor, toda vez que en la protección de la Reserva participan con recursos provenientes de otros países.

mariposa-monarca1-2“Allá es un caso especial; en la Biosfera de la Mariposa Monarca está participando por ejemplo la WWF, hay un fondo que está completamente destinado a la preservación y para su manejo; por medio de ese fondo se están bajando recursos y no hay dificultad, por la relevancia que representa”, informó Ricardo Luna García.

Son tres países los que participan en el proceso de migración y preservación de la Mariposa Monarca: Canadá, Estados Unidos y México; situación que ha impedido que cese el apoyo económico federal y estatal para el área natural protegida afecte su manejo, y que al mismo tiempo significa una erogación menor de recursos para las administraciones locales.

“La WWF está trabajando, nosotros también hemos destinado ahí recursos, la Comisión Nacional Forestal también, en el tema de reforestación se metieron más de 400 mil plantas, que se sembraron ahí en esa temporada; y se erogaron un promedio de 35 millones de pesos que tienen que ver con áreas de reforestación y el pago de brigadas para la preservación, todo eso por parte de la WWF.”

En este sentido, el titular de la Semarnacc detalló que la Federación “no puede” deslindarse de la zona que alberga a una especie de importancia internacional. Aun cuando forma parte de las responsabilidades de la CONANP, es la Conafor, la Semarnat, los Ayuntamientos y el propio gobierno del estado quienes coadyuvan para sostener la aportación económica.

Durante la última semana, la Semarnacc destinó más de 150 mil pesos para contratar a una empresa privada que removiera la madera resultante de los estragos que el huracán Patricia provocó en el territorio michoacano, en la víspera del arribo de la Mariposa Monarca.

La Conafor entregó más de 10 millones de pesos a los ejidatarios aledaños al área natural protegida como pago a los servicios ambientales realizados en más de 100 predios.

En el desamparo, áreas naturales en Michoacán

El resto de las áreas naturales protegidas por decreto federal en territorio michoacano se encuentran sin una ruta definida, sin recursos y programas de manejo obsoleto o inexistente, desde hace varios años.

El titular de la Semarnacc no ha descartado la transición de carácter federal a estatal o municipal de estas zonas, además de apostar a la preservación de las mismas, sin importar el origen de la inversión.

“No necesariamente las áreas federales tienen que mantener el estatus, primero hay que asegurar que estás áreas naturales mantengan su estatus de espacios protegidos; no pueden perder esta condición, sean estatales, federales o municipales.”

semarnacc-canta-maria

En lo concerniente a las áreas naturales protegidas del estado, más del 90 por ciento de las 67 mil 272 hectáreas que las conforman carecen de un programa de manejo, según datos proporcionados por la Semarnacc.

De las 47 áreas protegidas de injerencia estatal solo la Laguna de Zacapu, los Chorros del Varal en Los Reyes, Agua Caliente en Huandacareo, Manantial la Mintzita en Morelia, Taquiscuareo en La Piedad, Bosque Cuauhtémoc y el Parque Juárez en Jiquilpan, Loma de Santa María en Morelia, Cerrito de la Independencia en Zitácuaro y el Zapién de Tiquicheo, cuentan con programa de manejo para su conservación.

El resto de las 37 áreas, carecen de programas de manejo, esquemas de protección y nulos recursos para garantizar su preservación y evitar la pérdida de las áreas naturales.