Por: Andrés Torres Magaña/ @AndresJTM11

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Una huelga en la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH) comprometería mil 300 proyectos financiados por Conacyt, explicó en entrevista exclusiva Rosa Elba Norma del Río Torres, coordinadora general de estudios de posgrado de la Casa de Hidalgo.

La investigadora nicolaita dio a conocer que de los 72 programas de posgrado de la UMSNH, 51 están acreditados por Conacyt, con mil 300 becarios, quienes reciben un estímulo de 10 mil 327 pesos mensuales en maestría y 13 mil 769 en doctorado.

Este financiamiento estaría en riesgo con una probable huelga en la universidad, contemplada para el próximo 19 de febrero, que afectaría proyectos de impacto social, como comentó la especialista.

“Hay unos proyectos muy grandes que tiene la Universidad Michoacana con Conacyt, la Comunidad Europea, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y otras instituciones del país. Proyectos que se pueden ver afectados porque intervienen muchas instituciones y cada una debe hacer su parte y que tienen un impacto social”, reveló.
 
Detalló que cada investigador tiene sus proyectos aprobados por la Coordinación de Estudios de Posgrado y Conacyt, “si el estudiante no puede trabajar y desarrollar su investigación en buen término no podemos cumplir con los resultados”, advirtió.

En relación con la huelga de brazos caídos, explicó que ésta no ha puesto en riesgo los proyectos de los investigadores, aunque sí se han visto afectados, ya que mantienen las puertas de las instituciones abiertas, pero sin docentes.

Aunque no han sido notificados por Conacyt sobre la huelga de brazos caídos, Rosa del Río Torres enfatizó que la coordinación quiere número “y con base en esos números tenemos las becas, si no cumplimos los estándares en eficiencia terminal y publicaciones vamos a perder el financiamiento y el programa perdería la acreditación”.

Agregó que la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo no es la única institución que atraviesa momentos difíciles, ya que para la investigadora es una cuestión estructural: “es un problema del estado y nacional de una falta de liquidez multifactorial”.

Finalmente, en relación con las becas del próximo año, explicó que Conacyt aseguró el mismo número de beneficiarios para el 2018, aunque el escenario luce complicado luego del recorte del 23 por ciento al Consejo en 2017, que representó siete mil millones de pesos.

FG