Por: Adoración Araiza

Ciudad de México (Rasainforma.com).- La cámara que inspiró a Instagram, se llama Holga, la cual salió al mercado en 1982, en un momento en el que la fotografía amateur en la China comunista estaba en pañales y los rollos de 35 milímetros eran muy difíciles de conseguir.

(Foto: thedailybeast.com)

En la década de los 80’s, nadie se habría imaginado que la tosca Holga se convertiría, en la inspiración de una de las redes sociales más importantes y populares del planeta,  “Instagram“.

(Foto: Microsiervos)

Una característica particular de la cámara, fue que su diseño había sido pensado para rollos de 120 mm, más grande que los tradicionales 35 mm que se usaban en las cámaras más populares en los países de Occidente.

(Foto: loqueva.com)

Así mismo, una de sus curiosidades era que su carrete era tan grande, que no se necesitaba hacer copias, sino simplemente revelar un “contacto”: la imagen al mismo tamaño que era al negativo.

Sin embargo, cuando fue lanzada en Europa y Estados Unidos el mercado estaba inundado de cámaras funcionales, modernas y sofisticadas, que superaban técnicamente a la novedad china.

La capacidad de Holga era rudimentaria, para tomar una foto estándar y eso significaba que las imágenes que lograba siempre corrían el riesgo de tener alguna deficiencia: la luz se podía filtrar por la caja que contenía el rollo, lo que dejaba un rayón blanco por todo el negativo.

Dato curioso para llamar la atención de fotógrafos y artistas, Burnett descubrió a Holga y utilizaba la cámara solo para escenas que consideraba apropiadas y significativas.

A pesar de su potencial artístico, el paso de la Holga por el mercado chino fue más bien breve.