Jorge Molina Bazán amagó con realizar una huelga pese a los acuerdos firmados en el pasado 16 de noviembre del 2016

Por: Antonio Aguilera/@gaaelico

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Desde el pasado 16 de noviembre de 2016 ante el Tribunal de Conciliación y Arbitraje, el Sindicato de Empleados Municipales, Administrativos y Conexos de Morelia (SEMACM), aceptó un incremento salarial del 2.8 por ciento directo al salario, sin embargo ahora el líder de esta organización sindical, Jorge Molina Bazán, pretende que el ayuntamiento de Morelia le entregue a su gremio, cerca de 10 millones de pesos anuales bajo el argumento de una supuesta prestación pendiente.

Esto a pesar de que no existe un compromiso o un acuerdo por escrito. El líder sindical alega que el gobierno municipal le adeuda esos recursos, por ello emplazó a huelga al ayuntamiento para el 8 de marzo a las 12:00 horas, que de no pagar lo que ahora solicita, pretende que el sindicato bajo su liderazgo se vaya a huelga.

Este amago del líder sindical, abierto militante del PRI, se da en medio de la controversia por abuso sexual que pesa sobre el eterno líder del sindicato mayoritario del gobierno de Morelia, la cual fue interpuesta por un grupo de edecanes que afirmaron ser víctimas de hostigamiento laboral.

Los argumentos del emplazamiento contravienen de los acuerdos firmados en pasado 16 de noviembre de 2016 ante el Tribunal de Conciliación y Arbitraje, en donde el SEMACM aceptó un incremento salarial de 2.8 por ciento directo al salario, a partir de esa fecha, siendo lo propuesto por el ayuntamiento capitalino, a través del secretario de Administración, Yankel Benítez Silva.

En este mismo marco y con la presencia del propio secretario del SEMACM, Jorge Molina y Serafín Bucio Rocha; el secretario de Actas y Acuerdos, Francisco Estrada Orozco; el secretario de Trabajo y Conflictos, así como el presidente, Alfonso Martínez Alcázar, el Síndico, Fabio Sistos Rangel y Yankel Benítez Silva, secretario de Administración, fue exhibido el convenio correspondiente a la reparación de los artículos de las condiciones generales de trabajo señalados en el pliego petitorio.

No obstante y que los acuerdos quedaron claros, el líder sindical afirma que existe un incremento adicional pendiente, el cual asciende a dos por ciento exclusivamente para el gremio que encabeza, lo que representa cerca de 10 millones de pesos anuales que serían erogados a través de las arcas municipales

Este recurso no está contemplado en el presupuesto del año 2017, aunado a que la administración no cuenta con la suficiencia económica para satisfacer una exigencia de esas proporciones y sin existir un acuerdo firmado, por lo que a la fecha, señala el líder sindical que el ayuntamiento le adeuda cerca de dos millones de pesos, contemplando el beneficio económico desde la segunda quincena de noviembre pasado al mes de febrero del año en curso.

Cabe destacar que actualmente, pesa sobre Jorge Molina una queja que consta ya en la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH) en el expediente MOR/99/17 por su presunta participación en el hostigamiento contra un grupo de jovencitas sindicalizadas, a quienes obligaba a trabajar fuera de su horario laboral e incluso desempeñando funciones ajenas a su puesto.

Este hecho que trasgrede los derechos de las mujeres y que expone la manera en que se conduce el líder del SEMACM contra el personal femenino, sigue su curso.