En Michoacán habitan un promedio de 120 venezolanos (Foto: ACG)

Por: Sayra Casillas/ @SayraCasillas2

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- A los seis años de edad, Adela Aguiñiga de Campos, salió de su natal Penjamillo, Michoacán, para ser criada en Venezuela, donde se preparó como docente y formó una familia; 64 años después regresa a su tierra en busca de refugio, mientras acaba un gobierno dictatorial que, asegura, ha llevado a su país a la opresión y a la miseria.

“Cuando la vimos muy difícil allá nos vinimos, mi esposo se estaba enfermando de los nervios, y yo que soy hipertensa tampoco conseguía medicinas”, relató la mujer de 70 años, que en abril de este año dejó el país sudamericano, donde todavía radican dos de sus hijos y una nieta, también enferma.

Al igual que su compañero de vida, Adela Aguiñiga participó este domingo en la consulta que de manera simultánea se realiza en Venezuela y en los principales países donde sus habitantes tienen presencia, con el objeto de externar su opinión en torno a la Asamblea Nacional Constituyente que se llevará a cabo el próximo 31 de julio.

Desde Penjamillo se trasladaron a Morelia, donde se instaló un Punto Soberano en el que, al igual que otros de sus connacionales radicados en Michoacán, tuvieron la oportunidad de hacer patente su rechazo a la dictadura de Nicolás Maduro.

En charla para este medio de comunicación, externó que derivado del agobio que llegaron a sentir por la insuficiencia alimentaria, las constantes violaciones a derechos humanos y la inseguridad que aqueja al país, su familia está dividida, y aunque así lo desea, no tiene la certeza de que volverán a reunirse en breve.

“Ya no dormíamos, ya no encontrábamos cómo hacer vida allá, encerrados, con miedo de salir, aquello de noche es un desierto”, añadió.

Dos de sus hijos y una nieta permanecen en Caracas, Venezuela, otro de sus hijos está en Estados Unidos; la mayor de sus nietas en Australia; ella y su esposo en Michoacán.

Mientras más de una decena de venezolanos entraba y salía del céntrico hotel donde se instaló el Punto Soberano de Morelia, la entrevistada compartió que el segundo de sus hijos actualmente tramita documentos para radicar en Michoacán.

Tanto Adela como su esposo son pensionados en Venezuela, situación que les permite subsistir en Penjamillo, Michoacán, donde asegura que llevan un modo de vida austero pero tranquilo: “Vamos apretaditos, porque está difícil la situación económica también aquí, pero confío en que podemos seguir mientras mejora la situación allá… uno vuelve a sentir cariño por sus raíces, pero es difícil pensar en no volver a Venezuela”.

Venezolanos en Michoacán

Rubén Dario Guedez Torres, coordinador general del Punto Soberano de Morelia, informó que según datos de la Secretaría de Relaciones Exteriores, en Michoacán habitan un promedio de 120 venezolanos, de los cuales 50 radican aproximadamente en Morelia.
En México son aproximadamente 5 mil, distribuidos principalmente en la Ciudad de México, Cancún, Hermosillo, Querétaro, Guadalajara y Monterrey.

Detalló que los que se encuentran asentados temporal o definitivamente en Michoacán se dedican principalmente al comercio, transporte y la prestación de servicios turísticos.

kpmg