Nigel construyo un nido con algas marinas, barro y ramas esperando con ello lograr cortejar a la figura de la que estaba enamorado (Foto: Captura)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com/Redacción).- Un alcatraz llamado Nigel falleció de forma inesperada junto a un ave falsa que trató de cortejar por años.

Nigel vivió solo en una isla remota cerca de la costa de Nueva Zelanda, rodeado de réplicas de concreto de alcatraces que fueron colocados ahí por oficiales de vida silvestre, con la idea de atraer una colonia de crianza allí.

El ave vivió “enamorado” de una de las réplicas que se encontraban en la isla, su historia ha roto el corazón de usuarios de redes sociales, quienes han manifestado su sentir:

Nigel construyo un nido con algas marinas, barro y ramas esperando con ello lograr cortejar a la figura de la que estaba enamorado.

CA