Hay un aforo de cuatro mil tumbas (Foto: ACG)

Por: Carolina Zambrano/@Caroz_ZaC 

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Entre flores de cempasúchil, comida, velas y música, cientos de personas recorren el Panteón Municipal de Morelia, pues la visita de los difuntos a este mundo terrenal aún no termina.

La fiesta en honor a los que se adelantaron concluye este día, por ello las personas aprovechan cada instante para estar un poco más cerca de sus seres queridos.

Por los pasillos del panteón más antiguo de la ciudad se aprecia a la gente caminando con comida, flores y regalos, otros cantan al pie de las lápidas, mientras que algunos niños juegan y corren entre las flores que adornan cada una de las cuatro mil tumbas del camposanto.

Familias enteras llegan al cementerio, el cual se llena minuto a minuto. Los Mendoza acuden cada año a visitar a quienes fueron los pilares de una estirpe con más de 30 miembros.

“Mis papás fallecieron hace 10 años en un accidente, pero mis hermanos y yo no los olvidamos; cada año venimos con nuestros hijos, algunos ya hasta nietos tenemos, porque queremos sentirnos cerquita de ellos”, resaltó Ana Luisa Mendoza López, quien con toda su familia comerá este día en el panteón.

“A mi abuelita le gustaba mucho la música norteña, ella murió apenas en marzo, por eso hoy entre todos los nietos contratamos un trío norteño para que le cante sus canciones favoritas”, resaltó Juan Antonio Romero, otro de los visitantes al camposanto.

Cada lápida tiene una historia, cada una hoy se llena de color. El panteón se vuelve una fiesta en la que el dolor se deja de lado por unas horas, hoy todo es una celebración en honor a los que se fueron.

“Mis hijos no conocieron a ‘Papá Beto’, como le dicen los nietos, por eso venimos cada año y aquí, junto a él, les platicamos cómo era y algunas historias chistosas de cuando vivía; él era muy ocurrente y siempre nos hacía bromas”, comenta Abundia Hernández.

Así, hasta las 9 de la noche, el panteón estará lleno de vida y los visitantes podrán pasar un rato con sus seres queridos para volver a estar cerca de ellos el próximo año.

AC