Por: Andrea Hernández/@andy_hermar

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Las hay de frutas, de sabores sintéticos, de agua y leche, rellenas, de sabores combinados, chicas y grandes. Las hay para todos los gustos y por ello, las paletas de hielo son la más deliciosa opción para combatir el calor.

Aunque en su origen se trataba de agua de fruta de la temporada hecha hielo, con el paso de los años la innovación en los sabores y presentaciones de las paletas heladas es tan variada que hoy en día, en Morelia pueden encontrarse en su versión más gourmet.
Una de las propuestas recién llegadas a la ciudad es la de Urani; se trata de paletas hechas de manera tradicional a base de pulpa natural de frutas con sabores de la temporada.

Aunque la variedad de sabores es variable según la época del año, ofertan hasta 20 distintos, entre los que destaca el de aguacate, una suculenta paleta helada con un toque muy michoacano.

Pueden degustarse de distintos tamaños y sabores, así como de pulpa natural de frutas (Foto: Facebook Urani)

Además ofrecen una barra de suculento café de Uruapan y manejan promociones diversas cada semana, por lo que a un mes de su apertura en la avenida Acueducto -frente a la Facultad de Veterinaria- ha convertido a este lugar en un punto de referencia para familias y grupos de amigos.

Pero si de sabores innovadores se trata, las paletas Picolé en pleno corazón de la ciudad, son una opción más que original con sabores que mezclan la tradición del ate moreliano y la versatilidad del queso Filadelfia.

Llegadas a la capital michoacana recientemente desde Ciudad Hidalgo, las llamadas “paletas brasileñas” se han abierto un lugar entre las favoritas de las familias que pasean por el centro.

La variedad de paletas elaboradas a base de agua y leche, rellenas de lechera, chamoy o nutella son una ideal opción para esos antojos de la tarde que sirven además para aminorar los efectos del calor.

Las “paletas brasileñas” ya tienen un lugar en el gusto de las familias en Morelia (Foto: Facebook Picolé)