Lugareños y autoridades participaron en la búsqueda (Foto: Cortesía)

Zitácuaro, Michoacán (MiMorelia.com/Redacción).- Este lunes fueron localizados sanos y salvos tres jóvenes que se extraviaron la tarde del pasado domingo en el cerro Cacique ubicado en el municipio de Zitácuaro, Michoacán.

En el operativo de búsqueda participaron elementos de la dirección de Seguridad Pública, Protección Civil, Bomberos, el jefe de tenencia de San Miguel Chichimequillas y lugareños. Los jóvenes fueron identificados como Omar de 20 años, Alexis de 25 y Carlos Alberto de 28.

Uno de los jóvenes narró que su fin no era llegar a la cima ni acampar en el cerro; sin embargo, al seguir caminando notaron que “se veía bonito” por lo que decidieron seguir subiendo para tomar fotografías de los lugares que lograban visualizar. Esto ocurrió entre las tres y las cuatro de la tarde.

Explicó que no quisieron bajar por el mismo camino, pero “se nos hizo tarde y quisimos regresar por el mismo camino, y fue ahí cuando ya nos perdimos porque ya estaba oscuro”. Agrega que después de las siete de la noche tuvo la primera comunicación con sus familiares para comentar lo sucedido.

Por su parte, el comisario de la Policía Michoacán, Cesar Iván Marín Jaimes, señaló que se dio atención al llamado de los familiares de Omar que reportaron su desaparición. Sin embargo el operativo se tuvo que realizar hasta este lunes por las condiciones del terreno, el cual se vuelve inaccesible durante la noche.

Desde esta mañana se desplegaron en la zona elementos de la Policía Michoacán, Protección Civil, Cuerpo de Bomberos, acompañados por un grupo de guías encabezados por el jefe de tenencia, Vicente Nava. Se dividieron en grupos para realizar la búsqueda, de esta manera Bomberos y los guías establecieron el primer contacto con los jóvenes.

Fue aproximadamente a las 13 horas y 20 minutos cuando llegaron  al paraje conocido como El Pedregal, donde se dio el reencuentro con los familiares de uno de los jóvenes.

Alexis y Carlos Alberto, coincidieron en que se trató de “una aventura extrema y un poco complicada”.  Asimismo, relataron que prendieron una fogata para soportar el frío y se turnaron para dormir debido a la presencia de animales en el lugar.

Foto Cortesía

ez