Viva un PRD libre de caciques, señaló (Foto: Cortesía)

Morelia, Michoacán (Boletín).- Posicionamiento del diputado Norberto Antonio Martínez Soto sobre la situación actual del PRD.

A la verdadera izquierda de este país; a la verdadera izquierda de Michoacán; a las mujeres y hombres patriotas; a los estudiantes y las juventudes revolucionarias; a los trabajadores en el campo y en la ciudad; a la población libre.

Han pasado 200 años y en México todavía no hay Independencia, nacieron nuevos enemigos, con nuevos rostros y nuevos nombres, que siguen atando este país, este hermoso país, este mi querido país, que no aguanta un enemigo más.

Hace 28 años que se fundó el PRD, quien se opuso al régimen, al sistema, fue desaparecido, acribillado o sacrificado.

Más de 600 hombres de izquierda llamados perredistas, murieron sin pena ni gloria, en la indiferencia de los seudoizquierdistas y los propios perredistas, en una indiferencia absoluta.

Los que se atrevieron a levantar la voz, e incluso levantarse en armas, luchando por los derechos humanos, civiles y sociales, derechos políticos, electorales, democracia ya y patria para todos, hoy murieron en la memoria de muchos, pero no en nuestros corazones.

Para ellos, para nuestros muertos, todo mi respeto y reconocimiento, porque fueron los padres de la izquierda, los padres de la democracia.

Mujeres y hombres de izquierda, verdaderos perredistas, no por las siglas del partido, sino por sus ideales, valores, sueños de justicia y libertad, que jamás se dejaron seducir por los gobiernos de derecha o de ultraderecha, y tampoco incluso por los propios de izquierda, no se dejaron seducir con canonjías o prebendas, tampoco con despensas o dispensas, ni en la derecha, ni la ultraderecha y tampoco al interior de nuestro partido, el PRD.

No le exigieron al PRD un puesto público o una candidatura que hoy todos reclaman, inclusive sin conocer la izquierda, sin conocer sus fundamentos y su lucha, nuestra lucha, tampoco conocen la ideología, ni el paraguas ideológico.

Este país no aguanta ni una traición más, no aguanta un gobierno u otro sexenio derechista de caricatura, acartonado, frívolo, frío, mezquino, corrupto, opaco, inepto, impune, cínico, sarcástico, exagerado.

México reclama sensibilidad de los líderes, de los políticos de a pie. Tenemos que ir a la base social de este país, la sociedad está a punto de hacer una emancipación y una desobediencia civil como hace más de 200 años.

Pareciera entonces que México se desmorona, se cae a pedazos: corrupción, mal gobierno; migración; falta de empleos, falta de espacios educativos, deportivos y culturales, periodistas muertos, desapariciones forzadas y tortura, entre otros flagelos.

Pero hay mexicanos y mexicanas que nos organizamos, luchamos y resistimos, esta es la lucha del otro PRD, el PRD que conocemos, el de Michoacán.

Donde hay mujeres que no dejan que las traten como adorno y no dejan que las hagan menos por ser mujeres, sino que se organizan y luchan por el respeto que se merecen.

Un partido donde hay estudiantes que no dejan que se privatice la educación, luchan porque la educación sea gratuita, popular y científica, que toda la gente pueda aprender, y que en las escuelas enseñen a utilizar la razón, la consciencia y la sabiduría de la educación.

Donde convergen trabajadores en la ciudad que no dejan que les quiten sus derechos o que privaticen sus trabajos, sino que protestan y se manifiestan para que no les quiten lo poco que tienen.

Y donde también hay trabajadores del campo, campesinos, agrónomos, forestales, que se organizan para rescatar la producción primaria y cuidar nuestros bosques y aguas.

Un PRD que reúne a las juventudes libres, que no aceptan que los embrutezcan con las drogas o que la televisión les diga cómo ser, en que pensar, sino que se hacen conscientes con su música y su cultura.

Hoy no convocamos a un tema electoral, no convocamos a la concentración de masas, no queremos replicar las malas prácticas partidarias, les pido emanciparnos, desesclavizarnos, liberarnos, hacer patria, hacer justicia y hacer la revolución.

Desde este PRD, el de a de veras, el no aliancista, el de la gente, el del pueblo, el del campo, el que reclama trabajo, salud, educación, cultura, independencia, democracia, justicia, libertad y paz.

Viva un PRD libre de caciques, Viva un PRD libre de malas prácticas, Viva un PRD sin corrupción, Viva la Revolución Democrática.

¡Viva el PRD!