La ciencia y tecnología tuvo avances importantes este año (Fotos: UNAM/INAH/NASA)

La pandemia generada por el Covid-19 (SARS-CoV-2) paralizaron al mundo entero al provocar el cierre de escuelas, dependencias gubernamentales e incluso el encierro voluntario u obligado de millones de personas en todo el mundo, sin embargo los avances científicos y tecnológicos continuaron.

Sin duda, la vacuna contra el coronavirus es considerado como el mayor logró de este año, ya que en menos de un año se logró realizar pruebas en fase 3 e incluso en diversos países, entre ellos México, se han comenzado a aplicar vacunas para frenar el número de contagios y en primera instancia lograr la inmunidad de rebaño.

Al respecto, diversos especialistas señalan que nunca antes los investigadores habían desarrollado tan rápidamente tantas vacunas experimentales contra el mismo enemigo y mucho menos tantos competidores habían colaborado de forma tan abierta y frecuente.

Foto: paho.org

La lucha contra el VIH sigue

A finales de este año un prototipo de vacuna contra el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) llegó a la última fase de ensayos por primera vez en 10 años, lo cual da esperanza ya que en la actualidad se estima que hay 36.7 millones de personas infectadas.

Esta vacuna se basa en la misma tecnología que la que se desarrolla contra el Covid-19. Es decir, un adenovirus modificado (un virus del resfriado común diseñado genéticamente para ser inofensivo), al que se le agregó una combinación de proteínas del VIH con la intención de que el organismo cree anticuerpos contra las distintas cepas del virus.

Para verificar este proceso se lleva a cabo dos ensayos clínicos llamados Mosaico e Imbokodo, además, aquellos que participan en la prueba reciben dos inyecciones, una codificada con tres proteínas y otra con cuatro.

¿Los viajes turísticos al espacio serán una realidad?

En el verano del 2020 el cohete Falcon 9 y la nave Crew Dragon de la compañía SpaceX (propiedad de de Elon Musk) llevó por primera vez en la historia a dos astronautas de la NASA a la Estación Espacial Internacional (ISS), en lo que se considera el primer vuelo comercial tripulado de la historia.

Tijeras genéticas

En el mes de octubre las científicas Emmanuelle Charpentier (originaria de Francia) y Jennifer Doudna (de Estdos Unidos) ganaron el Nobel en Química 2020 por las llamadas “tijeras Crispr”, técnica que permite cortar un gen con una precisión extremadamente alta.

Las tijeras genéticas CRISPR / Cas9 ahora se emplean en un sinnúmero de ciencias y brindan esperanza en el caso de la medicina para desarrollar terapias innovadoras contra el cáncer u otras enfermedades, con lo que no se descarta que se puedan curar enfermedades hereditarias.

¿Se puede vivir con oxígeno?

A principios de año fue descubierto el primer animal que no necesita oxígeno para sobrevivir, se trata del parásito al que llamaron Henneguya salminicola, el cual está formado por menos de 10 células.

A medida que evolucionó, este insólito animal (pariente mixozoo) de las medusas y los corales, dejó de respirar y consumió oxígeno para producir energía. Además vive en el músculo del salmón.

En busca de la conquista del planeta rojo

Para el mes de julio (periodo ideal de posición de la Tierra con respecto a Marte) fueron enviadas tres misiones espaciales al planeta rojo. La misión Hope, de Emiratos Árabes Unidos, una sonda que orbitará Marte para estudiar el planeta; la misión Tianwen-1, de China, una sonda orbitadora y un rover que se dedicará a buscar restos de vida; y el lanzamiento del rover Perseverance, de la NASA, que también buscará signos de vida.

La misión de la NASA es la más prometedora ya que cuenta con un micrófono y un un helicóptero con lo que se podrá escuchar los ruidos del planeta y fotografías aéreas.

Foto NASA

Reciben un “hola” que no esperaban

En el mes de octubre científicos de la NASA recuperaron contacto con la sonda espacial Voyager-2, la cual lleva viajando por el espacio 43 años (y casi dos años en el espacio interestelar). Luego de haber perdido contacto con ella ocho meses antes, en el décimo mes del año se enviaron algunos comandos a la nave espacial durante una prueba y, después de 34 horas y 48 minutos, el equipo recibió un saludo desde el espacio profundo.

La sonda espacial se encuentra a unos 18 mil 800 millones de kilómetros de la Tierra. 

El fósil extraterrestre

Otro hecho que sin duda causó intriga en la comunidad científica fue el descubrimiento en nuestro planeta de un material más antiguo que el propio sistema solar.

¿Cómo es eso posible? Una estrella moribunda arrojó polvo al espacio e impregnó a un meteorito (miles de millones de años antes de que existiera nuestro sol) que impactó en Australia en el año de 1969, sin embargo los hallazgos de este año fueron que se logró detectar granos de polvo de estrellas de entre 4600 millones de años y 7000 millones de años de antigüedad.

Los humanos llegaron mucho antes a América

De acuerdo con objetos encontrados en la cueva de Chiquihuite en el estado de Zacatecas (México), los humanos pudieron haber llegado al continente Americano hace 30 mil años y no hace 13 mil 500 años como se estimaba (cuando los mantos de hielo comenzaron a derretirse y se abrieron rutas migratorias desde Asia).

Y es que en esta cueva se encontraron objetos de piedra, como cuchillas, puntas de proyectiles y lascas de roca, que datarían de hace 30 mil años, ya que el estudio sugiere que la región fue más fría, húmeda y verde que en la actualidad, sin embargo este estudio ha sido debatido por arqueólogos de todo el mundo.

El tatarabuelo del T-Rex

Al sur de Brasil, el paleontólogo brasileño Rodrigo Temp Müller, de la Universidad Federal de Santa María, descubrió uno de los más antiguos antepasados del Tyrannosaurus Rex que vivió hace unos 230 millones de años, al cual llamaron Erythrovenator jacuiensis (cazador rojo del río Jacuí).

Aunque era de menor tamaño, como uno de los miembros más primitivos del linaje de los terópodos, también eran depredadores.

Todo empezó en el 2017 cuando, en el municipio de Agudo, en el estado de Rio Grande do Sul, se encontró un fémur fosilizado. Aunque se logró determinar, dadas las características, que pertenecía a un dinosaurio del linaje de los terópodos, no había registro alguno de este dinosaurio. Pese a que era más pequeño que el T-Rex, al presentar estructuras de inserción muscular bastante desarrolladas, se sugiere que era un depredador extremadamente ágil.

 

Redacción