El mandatario estatal, insistió en que debe existir en Michoacán una cultura de la prevención (Foto: unicef.org)

Por: Guadalupe Martínez/@Guadalupemtzo

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- El 75 por ciento de los estudiantes de educación Básica en Michoacán, no se sienten agusto en los centros educativos al considerar que existe un entorno hostil, mientras que el diez por ciento del millón 600 mil niños y adolescente que viven en el estado, consideró que después de la escuela nadie los cuida o les presta atención, así lo informó el gobernador del estado, Silvano Aureoles Conejo.

El mandatario estatal, durante un encuentro que sostuvo durante el evento de la homologación de los procesos y protocolos de adopción, indicó que estas cifras encienden las alertas en la entidad y que por tanto, se debe trabajar desde la administración, así como el entorno familiar con la finalidad de que los hijos no se sientan maltratados o incómodos, ya que después es más difícil solucionar el problema.

Las cifras, dijo, fueron resultados de varias encuestas que se elaboraron en su gobierno, y uno de ellos, fue que el 75 por ciento de los estudiantes dijeron no sentirse agusto cuando están en el plantel educativo por considerar que el ambiente es hostil, es decir, sufren algún maltrato físico, psicológico o simplemente se sienten incómodos.

Por lo anterior, Aureoles Conejo, consideró que tanto los maestros como los padres de familia deben revisar estos números y atender a los menores para que los niños continúen con sus estudios.

Otra cifra, fue que del millón 600 mil niños y adolescentes michoacanos, el 10 por ciento de ellos, es decir 160 mil menores mencionaron que después de salir del centro educativo, no hay nadie que los cuide y por tanto corren el riesgo de sufrir cualquier abuso o de acercarse a las adicciones.

«A nivel nacional y en Michoacán, hay un problema grave con los niños que desde temprana edad, tienen contacto con las drogas y de ahí se nutre la delincuencia, es decir, se hace un círculo perverso», señaló.

El mandatario estatal, insistió en que debe existir en Michoacán una cultura de la prevención, pues a su juicio todo se quiere hacer cuando ya está complicado alejar a los jóvenes de los vicios y de la drogadicción. Destacó que también en las familias se tiene que abordar el respeto a los derechos de los demás y una cultura de prevención.

También, consideró que si no se protege a los niños, luego se presentan casos de trata o comercio de los menores, por tanto, dijo se deben tomar todas las medidas necesarias para evitar estos delitos.

CA