Autoridades alertaron que algunos programas no podrán realizarse

Por: Andrea Hernández/@andy_hermar

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Ante el panorama de disminución en el presupuesto por casi 400 millones de pesos y la necesidad de recurrir a adelantos presupuestales por 200 millones de pesos para hacer frente a los compromisos salariales, la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH) enfrenta un panorama de posible colapso financiero para este 2017.

A decir del tesorero de la institución, Adolfo Ramos Álvarez, el presente pinta para ser un año económicamente difícil al interior de la máxima casa de estudios en la entidad, ya que ante estos ajustes presupuestales el techo financiero alcanzará únicamente para cubrir los compromisos salariales y operativos hasta los meses de agosto y septiembre.

Para los meses restantes se deberán realizar gestiones ante los gobiernos federales y estatales, afirmó el funcionario nicolaita al señalar que el año 2016 fue un año complicado a pesar de que la institución recibió 2 mil millones 946 mil pesos de presupuesto, por lo que para el presente año que se destinaron tan sólo 2 mil millones 555 mil pesos el panorama será más difícil.

En un intento por señalar la magnitud del impacto que enfrentará la Universidad Michoacana ante la reducción presupuestaria, señaló que mensualmente la institución requiere alrededor de 200 millones de pesos para el pago de los salarios, por lo que el recorte de 391 millones de pesos significarían «dos meses holgados en el cumplimiento de los compromisos laborales».

Esta cantidad es también la que se destina a los gastos operativos de la institución educativa, es decir, el pago de servicios como rentas, agua, luz, líneas telefónicas y de Internet, los cuales suman aproximadamente 400 millones de pesos anuales, cantidad muy similar a la que dejarán de percibir este 2017 según el presupuesto aprobado por el Congreso del Estado el pasado 30 de diciembre.

Ante este panorama, Ramos Álvarez indicó que 2017 será «un año de desaceleración», al referir que debido al recorte presupuestal habrá proyectos que no podrán consolidarse, tales como la puesta en marcha de cuatro nuevos programas educativos y la inauguración de nodos de educación a distancia que se tenían programados arrancarían operaciones durante los próximos meses.