Este día pretende que la sociedad festeje a los trabajadores que construyen no sólo las viviendas, sino también edificios públicos y muchas obras más

Ciudad de México (Rasainforma.com).- El 3 de mayo se festeja el ‘Día de la Santa Cruz’ y también se celebra a los trabajadores de la construcción, los albañiles, palabra que proviene de albanni ‘el que edifica’, estos trabajadores son reconocidos por ser los hombres que construyen el progreso de los pueblos.

Algunas crónicas aseguran que la emperatriz Elena, esposa de Constancio Cloro, estaba obsesionada en encontrar la Cruz de Cristo, por ello pidió a su esposo la autorización para demoler el templo dedicado a uno de los dioses romanos, construido sobre el monte Calvario, pues estaba segura de encontrar la reliquia bajo el gran templo.

Ante esto, los trabajadores de la construcción se movilizaron y el 3 de mayo de 292, se encontraron tres cruces, por lo que se dedujo que una correspondía a Cristo y otra a los ladrones crucificados a su lado, Dimas y Gestas.

La emperatriz Elena mandó que le llevasen a su presencia un difunto próximo a ser sepultado y le colocaron encima cada una de las cruces, y cuando tocó una en específico, recobró la vida, por lo que aseguraron que esa era la Cruz de Jesús. Por esta razón la emperatriz Elena fue canonizada y se le venera como Santa Elena de la Cruz.

Otros historiadores indican que ante la Conquista, los indígenas mesoamericanos relacionaron a la cruz con las direcciones cardinales de la cosmografía indígena norte, sur, este oeste y centro que formaban la cruz.

Con la llegada de los españoles, se erradicó esta evocación y se sustituyó por el simbolismo religioso de la Santa Cruz.

Desde entonces se estableció la celebración de esta fiesta con la construcción de casas, iglesias, conventos, y demás edificaciones con mano de obra indígena.

Cualquiera que sea el origen de la celebración, este día pretende que la sociedad festeje a los trabajadores que construyen no sólo las viviendas, sino también edificios públicos y muchas obras más que son señal del progreso de las ciudades.

En la actualidad, los trabajadores acostumbran colocar una cruz de madera adornada con flores y papel de china en lo alto de la construcción, además de disfrutar de platillos mexicanos tradicionales.