Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- ¿Por qué este día fue nombrado el Día de la Tierra? Esto gracias al senador estadounidense Gaylord Nelson, quien lo escogió para concientizar a la población de los problemas comunes que nos afectan en torno a la contaminación, la conservación de la biodiversidad, el cambio climático y otras preocupaciones ambientales para proteger la Tierra. Se dijo que si se quiere un cambio, es necesario promover la armonía con nuestra Madre Tierra y por ello escogieron el 22 de abril, aunque debemos decir que todos los días deben ser día de la tierra, cuidarla siempre.

Cada quien podemos hacer un gran cambio con tan solo cuidar nuestro entorno, no tirando basura, no desperdiciando agua, no quemar basura, reciclar, plantar un árbol, utilizar focos ahorradores, y algo muy importante también, es enseñar a los niños todo esto. En Michoacán tenemos un sinnúmero de paisajes naturales que es importante conservar y cuidar. En esta ocasión nombraremos 5 de los más bellos pedazos de nuestra Madre Tierra.

1.- El Lago de Zirahuén: Situado en la parte central de Michoacán, el lago de Zirahuén, junto con los de Pátzcuaro, Cuitzeo y Chapala, forma parte del sistema lacustre. El lago tiene poco más de 4 km por lado, y una profundidad de unos 40 m en su parte central. Está situado en una pequeña cuenca cerrada, rodeada de altas montañas, por lo que sus riberas son muy escarpadas. Sólo en la parte norte se encuentra una pequeña planicie donde se ha establecido el pueblo de Zirahuén, que a su vez está rodeado de abruptos cerros.

1

2.- La Playa de Maruata: En esta playa se forma una importante planicie aluvial que posteriormente se convierte en montañas y lomeríos de rigurosa topografía. La playa de arena blanca y fina con una exposición a los vientos del sur y del oriente tiene un fondeadero natural y donde el oleaje es de poca altura y poco agresivo. La vegetación es típicamente palmar con el fondo continental rodeado de selva mediana. Este es un sitio preferido por los turistas durante el verano y el invierno. También existe en Maruata un campamento universitario para la protección de la tortuga marina. Aquí llegan tres especies: la golfina (lepidochelys olivacea), la tortuga negra (Chelonia agasizzi) y la tortuga laúd (dermochelys imbricata). Es en este sitio donde la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo inició en el verano de 1982 sus campañas de protección de la tortuga marina.

2

3.- La Mariposa Monarca en Angangueo: En Michoacán, en la Sierra Madre Oriental, se encuentra Angangueo, un pueblo con un importante pasado minero. Su nombre da cuenta de las características de su geografía y significa lo mismo “pueblo entre montañas” es uno de los afortunados lugares que la mariposa monarca eligió como santuario. Aquí abunda el bosque de oyameles y de pinos.

3

4.- Las Ordeñitas: Al norte del municipio de Parácuaro, Michoacán, por la antigua carretera Parácuaro-Uruapan, se encuentra esta espectacular cascada. Es una caída de más de 5 mil litros de agua por segundo, proveniente del río Tahuejo (en los siguientes tramos río Orejón y río Cancita), que se desploman desde aproximadamente 45 metros de altura, provocando un ensordecedor estruendo y generando ráfagas de viento y brisa; aparte se puede admirar un precioso cañón de rocas volcánicas, que podría parecer un manto con formas pentagonales.

4

5.- La Alberca de los Espinos: Este lugar es un volcán apagado que en el interior de su cráter tiene un lago. Se le dio el nombre de “Alberca” porque en su interior tiene un cuerpo de agua natural y el nombre de “Los Espinos” alude a la comunidad que se encuentra en las faldas de este volcán. Se decretó Área Natural Protegida en el año 2003 y se sitúa dentro del eje volcánico transversal, caracterizado por rocas volcánicas cuyo origen se ubica entre la era terciaria y el último periodo cuaternario hace diecisiete millones de años aproximadamente.

5

Fuentes:

mexicodesconocido.com

michoacanbajomisojos.blogspot.mx

paramich.org