Si los árboles son el pulmón de nuestro planeta, los océanos son el corazón: ONU

Ciudad de México (Rasainforma.com/Mar Pérez).- Cada 8 de junio, se celebra el Día Mundial de los Océanos por una resolución de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en el 2008.

La conmemoración de la fecha fue propuesta por primera vez en 1992 durante la Cumbre de la Tierra en Río de Janeiro para celebrar los océanos que comparten los países y la relación del hombre con el mar, su importancia y como manera de promover la protección de los mismos.

El lema a emplearse en la celebración de este 2016 es ‘Unos océanos sanos, un planeta sano’. En palabras de la ONU, los océanos “son el corazón de nuestro planeta”, pues conectan a las personas de todo el mundo, regulan el clima, alimentan a millones, producen oxígeno y son el hábitat de una gran variedad de seres vivos, proporcionando, además, medicinas y muchos más recursos.

Se estima que los océanos cubren más de 70% de la superficie del globo, sin embargo, sólo el 1% de la superficie náutica está protegida. Además, entre un 50% y un 80% de la vida en la Tierra se encuentra bajo la superficie del océano, lo que constituye un 90% del espacio habitable del planeta. Éstos contienen el 96% de toda el agua de la Tierra y el resto es agua dulce que se encuentra en forma de ríos, lagos y hielo.

La organización Greenpeace indicó que los océanos se encuentran amenazados por los impactos de las actividades humanas, por lo que indicaron que la sociedad y los gobiernos deben atender las problemáticas para garantizar océanos sanos y mantener los beneficios que nos ofrecen.

Entre los problemas que más afectan a los océanos, destacan el cambio climático , la sobrepesca, la pesca ilegal y la contaminación que están acabando con la riqueza, pureza y salud de los océanos.

Desde 1992, el nivel del mar ha aumentado casi 8 centímetros, poniendo en riesgo la vida de las personas que viven en las costas.

Cada año se arrojan 8 millones de toneladas de plásticos a los océanos, por lo que los especialistas prevén que para el 2050 habrá más plásticos que peces en los mares.

Los océanos son 30% más ácidos en comparación a la era pre industrial, lo que disminuye las especies.

Para conservar los océanos, Greenpeace exhortó a la población a reducir las emisiones de CO2 y el consumo de energía, respetar las playas, no tiras basura al mar, no comprar joyería de corales, evitar deprotes nauticos que usen motor, reducir el consumo del plástico, no tirar colillas de cigarro en el inodoro, no utilizar artes de pesca dañina ni contaminante.

«Cuida los manglares y humedales que son fuentes de purificación del agua; evita su tala, quema o contaminación”, concluyó.