Godoy, Castro
Dijo que son temas de fondo que se deben tratar a la brevedad (Foto de Archivo: ACG)

Por: Alma Martínez/@AGabrielaMtz

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- El 80 por ciento de la incidencia delictiva que se registra en Michoacán está relacionada con jóvenes menores de 24 años, aseveró el procurador del estado, José Martín Godoy castro.

En entrevista, el funcionario estatal destacó que de acuerdo a las investigaciones realizadas por el área a su mando se ha detectado que en su mayoría son jóvenes los que cometen los delitos.

Dijo que de aquellos jóvenes que hace seis años no cometían delitos, hoy sí lo hacen.

Por lo que destacó que se debe existir una corresponsabilidad entre las instituciones de seguridad o de la procuración, la academia y la sociedad civil para evitar que más personas tengan conductas delictivas.

Señaló que en el caso de la capital michoacana, el mayor caso de robos se da por temas de adicciones.

“Aquí en Morelia hicimos un ejercicio, en el que la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) y de Salud estuvieron trabajando para dar tratamiento a jóvenes adictos, fueron arrestados y puestos a disposición de la autoridad de salud, y nos percatamos que la incidencia en los delitos del fuero común habían disminuido” informó.

Mencionó que en este programa fueron atendidos 230 jóvenes, “y nosotros estuvimos monitoreando la actividad delincuencial, en el municipio y esta bajó en un 50 por ciento la incidencia delictiva; entonces tenemos que los jóvenes adictos nos generan una incidencia delictiva marcada” acotó.

Además, comentó que se detectó que por cada robo ellos «perciben entre tres mil o cuatro mil pesos, el cual que utilizan para comprar estupefacientes, que les da para drogarse hasta para una semana y vuelven a incidir en la actividad delictiva», aseveró.

Por lo que indicó que es un tema de fondo el poder tratar a los adictos, Godoy Castro, enfatizó que el tema de la violencia viene con historia desde la familia, que es donde comienzan a generar conductas irregulares, que van desde la desobediencia a los padres, luego pasar a una conducta rebelde por las instituciones educativas, en su colonia, hasta llegar a las conductas delictivas, que hoy son un problema social.

ljcr