El 30 por ciento de estos casos son menores de cinco años (Foto ACG)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com/Andrea Hernández).- En las últimas tres semanas se ha presentado un importante brote en los casos de diarrea diagnosticados por la Secretaría de Salud en Michoacán (SSM) al registrar tres mil casos semanales en la entidad,  teniendo una mayor afección en los niños.

En entrevista el doctor Cirilo Pineda Tapia, encargado del área de atención a niños y adolescentes de la SSM, indicó que el 30 por ciento de estos casos son menores de cinco años, y se trata de un grupo vulnerable debido a que los microbios que afectan a los infantes relacionados no sólo con la higiene y el tipo de microbios que consumen si no también con otro tipo de enfermedades que tienen transmisión de persona a persona y presentan patología de enfermedades respiratorias.

«Las entidad de higiene son muy importantes en la prevención, pero además es necesario reconocer la atención temprana y oportuna para disminuir los riesgos de complicaciones en los niños, aunque todas las edades pudieran verse afectadas«, dijo al señalar que hay un grupo de bacterias que ocasionan vómito durante aproximadamente tres días y posteriormente esta se acompaña de evacuaciones típicamente líquidas.

Ante cualquier síntoma, Pineda Tapia recomendó acudir al médico a que se administre el tratamiento adecuado sin embargo señaló que para evitar problemas de deshidratación, causa que puede ocasionar la muerte en casos de diarrea «la atención debe iniciar desde casa,  una vez que la gente perciba que hay vómito y diarrea habrá que ofrecer electrolitos orales, media taza en menores de un año y una taza en mayores de un año a cucharadas«.

Añadió que del total de casos que se registran actualmente por diarrea menos del 15% llegan a tener complicaciones de deshidratación que en ocasione incluso estado de choque y requieran hidratación «la gran mayoría de ellos reciben atención ambulante gracias al acceso a los electrolitos orales, ya que menos del 1% por ciento podría requerir hidratación intravenosa que se aplica cando el niño está vomitando mucho y no acepta la hidratación oral«, dijo.

Finalmente el médico mencionó que estas medias han ayudado abatir las cifras de mortalidad de tal manera que en el 2015, se registraron 15 casos, los que es una disminución en las cifras aunque señaló que «debido a los servicios médicos y la difusión en la población de las medidas de prevención y atención temprana esta injustificado que un niño muera por deshidratación, debido a que la terapia que se ofrece es accesible a todos los niveles y en caso de que falle está disponible la intravenosa«.

Los signos de alarma

De acuerdo con el doctor Cirilo Pineda hay 6 signos que denotan posible deshidratación en los menores, estos dijo se dividen en «tres de la boquita y tres de la colita»:
– No acepta alimento
– Vómito frecuente
– Boca seca o saliva espesa
– Evacuaciones constantes
– Moco,  baba o sangre en las evacuaciones
– Fiebre por más de tres horas