grafiti, morelia, centro
Llaman a la conciencia para abatir grafiti (Foto: Fátima Miranda)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- La coordinadora de Centro Histórico de Morelia, Gauri Ivette García Medina, dijo que el tema del grafiti en las fachadas “técnicamente le compete al propietario pero como un contenedor del espacio público y es parte del paisaje”, la dependencia a su cargo apoya en el retiro de los mismos.

Dijo que se trabaja cotidianamente en la liberación de las pintas, “todos los días, pero desafortunadamente también se presentan a diario”.

Comentó que hay un equipo que trabaja desde las seis de la mañana para liberar las pintas tanto en cantera como en el aplanado.

En tanto enfatizó la importancia de que los ciudadanos también se conviertan en guardianes de la propiedad privada y el espacio público, “porque el grafiti no se hace solo, tiene que ver con el agente humano y por tanto con la voluntad”.

grafiti, morelia, centro
(Foto: Fátima Miranda)

Agregó que lo más importante es la herencia que se deja a las nuevas generaciones, “si nosotros estamos conscientes de que lo que recibimos está relacionado con una postura histórica, con un legado, vamos a decidir qué es lo que hacemos con esto”.

Definen competencias de los gobiernos estatal y municipal

Respecto al cuidado del espacio público, precisó que en la definición de responsabilidades de las políticas públicas, al Ayuntamiento de Morelia le compete el espacio público, “es decir las plazas y las calles que las unen”, mientras los inmuebles a gran escala, están bajo custodia del Estado o del clero.

La estabilidad física de los inmuebles que son públicos es estable, los que se encuentran en deterioro generalmente son de propiedad privada.

Recordó que se ha hecho hincapié en que se requiere despertar la conciencia del beneficio que representa que el Centro Histórico esté inscrito en la lista del Patrimonio Mundial por parte de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), y «por ello trabajamos con las nuevas generaciones”.

Por: Fátima Miranda/CA