Hace un par de semanas platicamos acerca del nacimiento de una nueva industria que parece de película de ciencia ficción, el turismo espacial. En esta ocasión vamos a ir un poco más allá ya que te voy a contar de cómo el mundo ya se está preparando para romper nuevamente las barreras de la atmósfera con el fin de ganar dinero.

La sociedad en la actualidad ha estado desarrollando avances en todos los ámbitos; algunos destacan como el médico, científico o de tecnologías. Para no quedarse atrás también el capitalismo busca mantenerse no sólo actualizado, sino adelantarse varias generaciones y llevar la delantera.

Lo anterior lo comento porque (agárrate porque esto está de locos) en Febrero del 2016 entró en vigor una ley en el Ducado de Luxemburgo que permite a las empresas a realizar MINERIA DE ASTEROIDES. Así como lo lees, en Luxemburgo ya puedes solicitar un permiso para ir a buscar minerales a los asteroides en el espacio… y te lo dan!!!

No es jalada, es más, esa ley ya existía. En noviembre del 2015 Obama firmó una ley que otorga a las mineras americanas el derecho de extraer materiales de los asteroides. La principal diferencia entre la ley gringa y la de Luxemburgo es que en la gringa necesitas que la empresa sea americana y en Luxemburgo sólo te piden que la empresa tenga una oficina dentro del Ducado. Es más, en Enero de este mismo 2019, Rusia ofreció a Luxemburgo un acuerdo de cooperación en el uso de la exploración minera.

Puedes pensar que se están pasando de lanza con todo esto pero ya existen empresas creadas con este fin. De las más grandes y que ya existen están “Planetary Resources” o “Deep Space Industries” aunque actualmente ya son más de 10 emresas y su interés radica en el hecho de que, por ejemplo, un asteroide de 500 mts2 podría contener el equivalente a todo el Platino de la Tierra lo que les podría dejar una utilidad de 500 mil millones de dólares; ya no suenan tan locos ¿verdad?

Podrías pensar que estamos todavía a décadas de que esto sea una realidad pero ya hay algunos gandallas, perdón, visionarios que están, desde ahorita, pidiendo mano sobre los asteriodes. Incluso una empresa japonesa de nombre “ispace” espera hacer su primer viaje orbital lunar en 2020 y su primer aterrizaje en 2021. De ahí seguiría empezar la exploración minera en nuestro satélite natural.

Para evitar justamente que haya invasores o aviadores espaciales, la ONU tiene un acuerdo mundial que se llama “Tratado sobre el Espacio Exterior” que dice que ningún país puede reclamar ni ocupar como territorio la Luna ni otros cuerpos espaciales y que existe desde el año 1967. Estas leyes por lo tanto, sólo les otorgan el derecho a extraer y comerciar los materiales obtenidos de cuerpos celestes pero sin ostentar la propiedad de todo el asteroide.

A raíz de todo este nuevo modelo de negocios ya están empezándose a formar empresas que buscarán ser los proveedores del soporte vital de las estaciones espaciales, es decir, no son los que van a ir a hacer minería sino que serán los que lleven agua, comida y refugio a los empleados de las empresas mineras espaciales; que raro se escucha ¿no?

Te sonará como que es una diarrea mental que alguien tuvo porque se la fumó muy verde pero la realidad es que se trata de una industria naciente totalmente seria y con inversiones muy fuertes. ¿A poco crees que el desarrollo de los cohetes de SpaceX, que ya son una realidad, fueron por el sueño de Elon Musk de alcanzar las estrellas? Nel, lo hizo porque si ahorita es millonario, ahora que sus cohetes son reutilizables y tanto la NASA como otras agencias espaciales los empiecen a rentar se va a volver absurda y estratosféricamente poderoso.

Agencias científicas se dedican a buscar nuevos asteroides que sean “alcanzables” y descubren alrededor de 100 al año a los que les denominan “NEA´s” (Near Earth Asteroids o Asteroides Cercanos a la Tierra). La NASA, con el Instituto Keck de Estudios Espaciales comenzaron desde el 2013 estudios para el desarrollo de tecnología de minería espacial que consiste en “remolcar” a un asteroide pequeño hasta la órbita lunar y mandar mineros a trabajar en la extracción de material ya que esté cerquita.

Ya incluso lanzaron satélites como el “Arkyd” que sirve únicamente para localizar y analizar asteroides con el objetivo de identificarlos con potencial de extracción.

Ya viste como se trata de toda una industria que ya mueve mucho dinero porque esperan recuperar 1000 veces más. Si en EUA y Europa están a décadas de esto, nosotros en México estamos a milenios ya que ni tenemos agencia espacial ni mucho menos empresas así de visionarias.

Todavía somos lo suficientemente tontos para ignorar el hecho de que, por querer extraerle hasta la sangre a industrias probadas como la del Aguacate en Michoacán, estamos deforestando los bosques para sembrar ésta planta generando sequías y cambio de clima en esas regiones que terminarán haciendo imposible que el Aguacate se dé. Es como si salimos buenos para correr y entrenamos todos los días cortándonos un poco de cada pie esperando que eso nos haga más rápidos.

Debemos aprender de las potencias mundiales las cosas buenas, como la visión a futuro, la planeación de los negocios y la disciplina en los largos plazos. Ojalá surjan en nuestro país visionarios en las próximas generaciones porque los que estamos ocupando la nación en estos momentos somos muy brutos.

Si tienes alguna duda específica que quieras resolver o tema que quieras que platique en este espacio pregúntame en mi correo inteligenciaenfinanzas@gmail.com, a mi twitter @RockBrokers o en www.facebook.com/rockbrokers/