El funcionario aclaró que se eliminarán las irregularidades (Foto: Sayra Casillas)

Por: Sayra Casillas/@SayraCasillas2

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- El secretario de la Contraloría en Michoacán, Francisco Huergo Maurín, estimó que a mediados de noviembre de este año estaría concluido todo el proceso relativo a la federalización de los maestros estatales, proyecto piloto que el gobierno de la República pretende replicar en todo el país.

El funcionario explicó que para esa fecha deberán estar concluidos los trabajos que de manera paralela se llevan a cabo en las siguientes vertientes: censo de la nómina, actualizado y depurado; términos del nuevo convenio educativo entre el estado y la federación; proyección presupuestal, y relación con los sindicatos magisteriales.

“Lo que tengamos que corregir se tendrá que corregir y no se solaparán cosas que estén fuera de lugar… Si hay gente que no está laborando y está cobrando será dada de baja. Si hay gente que tiene más de dos plazas y no las justifica o hay incompatibilidad de horario, también se tomarán las medidas que correspondan. La federación va a recibir una nómina saneada”, aseguró.

Dijo que será hasta entonces cuando se dará a conocer la información general, pues ya tendrá que estar validada por la Auditoría Superior de la Federación (ASF), la representación de la Presidencia de México y por el gobierno estatal.

En entrevista, pormenorizó las acciones que se llevarán a cabo en el transcurso de estos tres meses:

Censo magisterial

Indicó que una vez que se levantó un diagnóstico electrónico en la plataforma de la ASF por medio de cédulas validadas por los directivos y miembros de los Comités de Padres de Familia, con avance al 97%, lo que procede ahora es el trabajo de campo en un promedio de nueve mil 500 planteles ubicados en todo el territorio estatal.

Con la participación de la ASF, de las secretarías del Bienestar y de la Contraloría (estatal) a partir del 26 de agosto iniciarán reuniones con los maestros, capacitación al personal y la definición de una dinámica de trabajo para que a mediados de septiembre inicie el levantamiento físico.

Huergo Maurín especificó que esa labor consiste en visitar a cada maestro, tomarle una fotografía en el aula, capturar su credencial de elector, especificar cuántas horas de trabajo tiene asignadas, cuánto cobra, en qué condiciones se encuentra el plantel donde labora y constatar que sí lo conoce la comunidad.

Todos estos elementos serán ingresados a un sistema, cuya prueba beta se pone en marcha mañana 16 de agosto y se calcula que la semana entrante estará lista la prueba final. A principios de septiembre comenzaría la capacitación a un promedio de 500 jóvenes encuestadores que saldrán a campo junto con el personal de las instancias antes citadas.

Otras vertientes de trabajo

Planteó que mientras lo anterior transcurre, de manera paralela tendrá continuidad la mesa establecida en la Secretaría de Educación Pública (SEP) para revisar temas inherentes a la relación con gremios magisteriales, así como la afinación de los términos del nuevo convenio educativo entre federación y estado.

Por otro lado, con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) se efectuará una proyección presupuestal para cerrar el 2019 y será elaborada una propuesta económica para el ejercicio 2020.

“Todo se va trabajando de manera paralela y la idea es que concluyamos a principios de noviembre todas las mesas, sin dejar de pagarles a los maestros, y que podamos tener a mediados de noviembre concluidos tanto el tema de la relación con los maestros como los recursos de cierre 2019 y presupuesto 2020 y el convenio en qué términos concluye”, remarcó.

SG