El uso de las dos ruedas es la gran alternativa al congestionado tránsito de las ciudades

Ciudad de México (Rasainforma.com).- Este martes 19 de abril se celebra el ‘Día Mundial de la Bicicleta’; este festejo tiene como objetivo promover el uso del medio de transporte, llamar la atención sobre los derechos de los ciclistas y destacar sus beneficios para la salud y para la movilidad sostenible.

El uso de las dos ruedas es la gran alternativa al congestionado tránsito de las ciudades a lo largo y ancho del mundo. ¿Sabías que cada año se venden más de 100 millones de bicicletas en el mundo? Es una cifra que cuadriplica los datos de la década de los 70, y que sin duda hacen presagiar que cada vez hay mayor preocupación por cuidar el planeta, se trata del transporte más económico, ecológico, sostenible y saludable.

En México, es celebrado en diversos estados de la República, previo, durante y después del día oficial, tal como lo realizó el Gobierno de la Ciudad de México, (CDMX), el pasado 16 de abril, como la “Gran Rodada” con salida en el Parque de los Venados. Además el domingo 10 de abril, la Secretaría de Desarrollo y Medio Ambiente de la CDMX convocó a los ciclistas a realizar una monumental bicicleta hecha por ellos mismos, en la plancha del Zócalo, una de las más grandes del mundo.

Hace 50 años eran casi tantas como coches: unos 20 millones de unidades de ambos medios de transporte, según el barómetro Worlddometers. Pero en los últimos años el crecimiento que ha tenido el uso de la bicicleta ha hecho que las cifras sean muy distintas.

En el 2003 se fabricaron 42 millones de coches, un poco más del doble que en 1965. Ese año, el sector de la bicicleta alcanzó la cifra de 100 millones de unidades vendidas, es decir, cinco veces lo que facturaba cuatro décadas atrás.

En el 2015 se vendieron en el mundo más de 120 millones de bicicletas, por los 62 millones de coches. Es decir, que por cada automóvil que sale de fábrica se producen dos bicicletas. De todas estas, más de 1 millón se comercializan en España, donde resulta paradójico que, siendo uno de los países donde se compran más bicis, su uso en las grandes ciudades siga siendo minoritario.

Europa fomenta el uso de la bicicleta

Cada vez son más las ciudades que fomentan el uso de la bici y los urbanitas que la eligen como medio de transporte. Desde junio de 2014, los madrileños se mueven gracias a BiciMad, el servicio público municipal de alquiler de bicis eléctricas que, actualmente, cuenta con 63 mil 622 abonados anuales.

Este martes, en su día, se tienen previstos varios talleres para fomentar el uso de la bicicleta y concientizar sobre la seguridad vial durante este mes y los próximos, como son “Bici-ate, conectando verde”, “Mantén tu bici a punto” y “Circulando en bici por la ciudad”.

Barcelona, por su parte, también ha iniciado en la capital catalana la campaña “La bicicleta, la mejor idea del mundo” para impulsar el ciclismo urbano. El gobierno de Ada Colau pretende incrementar el uso de la bicicleta en la ciudad un 67% en los próximos años y que, para 2018, la ciudad disponga de más de 300 kilómetros de carril bici.

En Gijón, el Ayuntamiento acaba de poner en marcha su programa “30 Días en Bici” para todo el mes de abril y cuyo objetivo es promover el uso diario y cotidiano de la bicicleta. Mierntras que en Cartagena, Castellón o Palma de Mallorca ya son algunas de las ciudades que se han unido a la iniciativa.

Los beneficios de andar en bici

Montar una hora en bicicleta puede hacerte ganar una hora más de vida; esto parece razón suficiente para que se plantee subir sobre las dos ruedas y a dar pedales. No solo mejorará el sistema cardiovascular, sino que además ayuda a trabajar piernas y glúteos, responsables de buena parte del trabajo de la pedaleada. Además del trabajo de coordinación y la activación del cuerpo.

Se trata de un deporte apto para todas las edades. Si se utiliza la bicicleta como medio de transporte habitual se contribuye además a disminuir la contaminación de las ciudades, a hacer más fluido el tráfico. Muchas ciudades de Europa están ya adaptadas (sobre todo en la zona centro) para la convivencia de ciclistas, viandantes y tráfico a motor, por lo que se deben aprovechar las ventajas para moverse en bici por la ciudad.

Su historia

La celebración del ‘Día de la Bicicleta’ tuvo su origen en DeKalb, una ciudad estadounidense del estado de Illinois, en 1985. Thomas B. Roberts, por entonces profesor de la Universidad del Norte de Illinois, hoy, profesor emérito de esa casa de estudios, creó el nombre de ‘Día de la Bicicleta’; fue en su propio hogar donde tuvo lugar la primera celebración de este día.

Varios años después, envió un anuncio confeccionado por uno de sus estudiantes a amigos y listas de internet para difundir la idea y su fecha de celebración. Su primera intención fue conmemorar la primera experiencia de Albert Hofmann con el LSD (comúnmente conocida como ácido, es una droga psicodélica semisintética), una exposición accidental a la sustancia que tuvo lugar tres días antes del autoexperimento premeditado, el 16 de abril; como esa fecha cayó a mitad de semana, a Roberts no le pareció buena idea celebrarlo en esa fecha, por lo que eligió el 19 para honrar la primera exposición intencional de Hofmann a la sustancia.

La fecha hace referencia al 19 de abril de 1943, cuando Albert Hofmann, conocido como “el padre del LSD”, realizara en su laboratorio un autoexperimento con la sustancia para determinar sus efectos psicotrópicos, ingirió deliberadamente 0.25 miligramos, de la sustancia, el 16 de abril, en forma accidental mientras manipulaba la sustancia, descubriendo así sus poderosos efectos, cantidad que consideró por entonces una dosis mínimamente efectiva.

Cabe destacar que en menos de una hora después, Hofmann experimentó intensas y repentinas alteraciones de la percepción y pidió a su ayudante de laboratorio que lo escoltara hasta su casa; y como el uso de vehículos motorizados estaba prohibido a causa de las restricciones impuestas por la guerra, debieron hacer el viaje en bicicleta.

En el camino, las condiciones de Hofmann se deterioraron rápidamente: veía a su vecina de al lado como una bruja, pensaba que se estaba volviendo loco y creía que el LSD lo había envenenado. Sin embargo, cuando su médico de cabecera lo examinó, no detectó ninguna anormalidad física, excepto por un par de pupilas increíblemente dilatadas. Hofmann fue estabilizado, y pronto su pánico comenzó a dar paso a una sensación de fortuna y disfrute. Él mismo lo describió así:

“Poco a poco comencé a disfrutar de una sucesión de colores y formas sin precedentes, aun con mis ojos cerrados. Fantásticas imágenes caleidoscópicas surgían en mí, alternantes, variadas, se abrían y cerraban en círculos y espirales, y explotaban como fuentes de color, se reordenaban y mezclaban en un flujo constante…” expresó Albert Hofmann.

Los eventos del primer viaje de LSD, conocido hoy como ‘el Día de la Bicicleta’, después de su vuelta a casa en bicicleta, probaron a Hofmann que había hecho un descubrimiento significativo.

Dicha información se deriva de la traducción parcial de la sección «Bicycle Day» de History of lysergic acid diethylamide; además de la documentación oficial que existe, se une “A bicycle trip” (Un viaje en bicicleta) en Vimeo, cortometraje del 2007 que ilustra la primera experiencia de Hofmann con el LSD.