Imagen de archivo

La Piedad, Michoacán (MiMorelia.com).- La Procuraduría General de Justicia del Estado de Michoacán obtuvo vinculación a proceso en contra de dos hombres que se encuentran relacionados en el homicidio del sacerdote de Puruándiro, ocurrido en el mes de Septiembre.

En audiencia pública celebrada en el Distrito Judicial de Zamora, el Juez de Control valoró los elementos aportados por la Fiscalía Regional; consideró que existen datos de prueba e indicios razonables que permiten suponer que se ha cometido un delito y existe la probabilidad de que los imputados participaron en su comisión.

El pasado 3 de octubre de 2016, personal de la Dirección de Investigación y Análisis cumplimentó orden de aprehensión en contra de Francisco J. A. y Vicente A. por su relación en el delito de Homicidio ilícito, perpetrado en perjuicio del párroco de Janamuato, José Alfredo López Guillén.

De acuerdo a datos aportados por la Fiscalía,  el día 19 de Septiembre por la noche, los imputados estuvieron convivendo en la casa del religioso y tras sostener una discusión,  los individuos sometieron al sacerdote, a quien maniataron con algunas prendas de vestir y lo envolvieron con una cobija para luego colocarlo en la cajuela de un vehículo Jetta, color blanco, propiedad de la víctima; unidad que fue sacada de la casa parroquial, así como una camioneta Chevrolet, tipo Tornado.

Los inculpados se apoderaron de varios objetos de valor y los subieron a una de las unidades, las cuales fueron conducidas por cada uno de los sujetos y se retiraron del inmueble rumbo al municipio de Zináparo; sin embargo, a la altura del predio conocido como El Guayabal, bajaron al sacerdote y lo privaron de la vida, ocasionándole cuatro heridas por proyectil de arma de fuego.

Este día, una vez que se valoraron los datos de prueba, el Juez de Control determinó la vinculación a proceso y ordenó prisión preventiva toda vez que se trata de un delito grave.