Las peticiones se hacen debido al paro de labores que hay (Foto: ACG)

Por: Andrea Hernández/@andy_hermar

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- El rector de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH), Medardo Serna González, declaró que a causa del paro de brazos caídos en la institución desde hace 78 días estudiantes han solicitado su baja por la falta de clases.

En entrevista colectiva indicó que el área de Control Escolar reporta hasta el momento al menos 100 solicitudes de baja por parte de estudiantes inconformes por la suspensión de actividades en la lucha sindical en demanda de pagos.

Detalló que el grueso de dichas solicitudes corresponde a estudiantes de nivel preparatoria, lo que es una afectación aun mayor, pues «sin universidad no hay sindicatos y sin estudiantes no hay universidad y este movimiento, al cual reconozco en cuanto a las demandas que tiene, nos va a afectar muchísimo».

Serna González recordó que, como universidad pública, la institución se sostiene de recursos federales que están directamente relacionados con el número de estudiantes inscritos.

«Muchos fondos extraordinarios dependen de la matrícula, tenemos por ejemplo la beca al desempeño académico que depende, entre otros muchos factores, de la matrícula, todo lo que tiene que ver con equipamiento, lo que viene para movilidad, lo que viene para adquisición de bibliografía, lo que viene para equipo de laboratorio, entre otras cosas dependen de fondos extraordinarios que se concursan, y la matrícula auditada es un factor importante», refirió.

Se disminuiría, además, el subsidio por alumno que se recibe de parte de la federación, el cual es de 49 mil pesos por estudiante, cifra que está por debajo de la media nacional que es de 60 mil pesos.

(Foto: ACG)

Serna González reconoció que el bachillerato nicolaita está atravesando por un momento crítico al que no le abona nada el conflicto actual, aunque afirmó: «Hay que ponernos en el lugar de los padres, qué es lo que quieren los padres: educación de calidad para sus hijos y que haya continuidad en las actividades».

Finalmente dijo estar en la disposición de entablar un acuerdo para «trabajar bajo protesta» ante la falta presupuestal para el pago de prestaciones de fin de año, para lo que se requieren al menos 350 millones de pesos, «sin afectar el derecho a la educación, que también es sagrado».

R