El corazón pesa entre 7 y 15 onzas (200 a 425 gramos) (Foto: Cortesía)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com/Redacción).- Con la llegada de la primavera aumentan las enfermedades estacionales debido a que las condiciones climáticas favorecen que el polvo, el polen y otros contaminantes de la tierra seca se propaguen en el aire, lo mismo ocurre con el incremento de insectos como moscas y cucarachas, lo anterior tiene consecuencia en los humanos complicaciones respiratorias, gastrointestinales y virales, que afectan principalmente a los niños.

Según comunicado, registros delegacionales del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) indican que con el inicio de la estación hay aumento en “los casos de varicela; asma bronquial, rinitis, conjuntivitis; infecciones gastrointestinales, como la salmonelosis, parasitosis, amibiasis; alertas por casos aislados de cólera; enfermedades de la piel; e incluso hepatitis”.

Por lo anterior, especialistas recomendaron tener especial cuidado con las medidas de higiene al preparar alimentos y consumirlos, ya que las frutas o verduras contaminadas, en el menor de los casos provocarían el desarrollo de amibas y parásitos, diarreas con las que si no se tiene un cuidado adecuado se pueden presentar casos graves de deshidratación,  incluso mortales en los bebés.

Informaron que como panorama más serio de estos males se halla el que pueden desarrollar los alimentos contaminados que “provocarían hepatitis viral (tipo A y E), que puede llegar a causar daños irreversibles al hígado, reduciendo su función o cólera”.

Para los padecimientos respiratorios como el asma bronquial, la bronquiolitis, faringitis, rinitis y conjuntivitis, la recomendación preventiva que hacen los médicos es “identificar los agentes alergénicos que causan reacciones, tratar de evitar campos y bosques, sacudir regularmente los muebles del hogar y/o del trabajo, e identificar los datos de alarma en asmáticos como el hundimiento de la piel en el cuello al respirar, aleteo en las fosas nasales, hundimiento del abdomen, sibilancias en el pecho o espalda y cambios en el color debajo de la uñas o en los labios, para acudir de manera inmediata al hospital.

Dieron a conocer que otras enfermedades y reacciones de la piel también suelen agravarse con la llegada del calor debido a la exposición al sol.

A este respecto, señalaron en el documento que “la varicela tiene su pico epidemiológico durante la primavera, con lo que la recomendación médica es principalmente identificar los síntomas: fiebre, dolor de cabeza, malestar general y sobre todo la aparición de ampollas en el cuerpo y la boca. El tratamiento es básicamente con paracetamol para control de la fiebre y el malestar, con la higiene y el cuidado en las uñas del enfermo para evitar que se lesione y se infecte la herida”.

Se ha observado que con el calor se registra aumento de garrapatas, piojos o pulgas, chinches, moscas y cucarachas que son transmisores de enfermedades diversas. La solución a esto, es la erradicación de estas plagas, con el debido cuidado de no usar pesticidas nocivos para la salud.

Por último exhortaron a la población en general para que atienda los síntomas de cualquiera de estas enfermedades e implemente las medidas higiénicas y salubres necesarias para prevenirlas, o en caso de cursar alguna enfermedad, frenar el contagio con otras personas, lo mismo a hacer uso de cubre bocas e impedir en la medida de lo posible el saludo de mano y/o beso para evitar contagios.

jcms