Los agresores pretendían llevar al joven a la comunidad hasta que apareciera el "doctor Jasso" (Foto FB: Salvador Jasso)

Paracho, Michoacán (MiMorelia.com).- Una familia de Paracho, Michoacán, denuncia en redes sociales linchamiento por parte de personas “encapuchadas” que acusaron al médico de la familia de causar la muerte de un posible caso de Covid-19.

Salvador Jasso, denunció en su red social la agresión que sufrió su familia por parte de un grupo de entre 15 y 20 personas encapuchadas y «posiblemente alcoholizadas», quienes en un primer momento refirieron buscar al “doctor Jasso”, padre del joven que denuncia.

El joven menciona que atendió el llamado de las personas que estaban afuera de su domicilio cerca de las 6 de la tarde, a lo que les dijo que su padre no se encontraba, sin embargo, a partir de ese momento lo agredieron verbalmente.

«¿Cómo no va a estar el hijo de $%$#?», preguntó una de las personas que buscaban al doctor Jasso, a lo que el joven les preguntó cuál era el motivo por el que requerían a su padre; en ese momento el grupo de personas lo golpearon “literalmente me secuestraron, me querían secuestrar, que hasta que no saliera el doctor Jasso no me iban a dejar, que yo me tenía que ir con ellos a la comunidad”, contó Salvador.

El hijo del médico expone que mientras lo agredían verbal y físicamente, pudo darse cuenta del motivo por el cual los agresores buscaban al médico; antes, aparecieron unos policías que los auxiliaron.

“Todo el problema se suscitó porque mi padre que es médico; esta mañana le llevaron un enfermo que no estaba saturando oxigenación, traía neumonía atípica, él (el doctor) lo único que hizo fue inyectarle dexametasona que es para desinflamar y remitirlo al hospital, porque es lo correcto remitirlo al seguro; entonces en el trascurso de que se lo llevan, supuestamente no se sabe si al seguro o directo a su casa, y fallece. El problema es porque supuestamente, mi padre le inyectó una inyección para que se muriera”, platica el joven en el video publicado en Facebook.

Ante este incidente, la familia tuvo que huir de su pueblo.

“Mi papá se expone al ejercer su profesión y miren cómo quedamos”, Salvador Jasso afirma que su papá recibió algunos golpes y a él le fracturaron la nariz los agresores; expone que fue una injusticia lo que le hicieron a su familia pues según el joven su padre actuó correctamente cuando atendió al paciente que «ya presentaba dificultades para respirar».

Por: Redacción/E