(Foto: Cortesía)

Por: Guadalupe Martínez/@Guadalupemtzo

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) registró que en los últimos diez años se ha presentado un incremento del veinte por ciento en la atención de niños con el trastorno de déficit de atención, es decir que de las 350 consultas al mes, 70 menores michoacanos presentan este padecimiento, así lo informó la neuróloga pediatra Maday Piña Reyna.

(Foto: Guadalupe Martínez)

En rueda de prensa, la doctora consideró que el trastorno de déficit de atención, es ya un problema de salud pública, porque se presenta con mayor frecuencia en un cinco por ciento de la población infantil, es decir que uno de cada estudiante en un salón de clases, tiene este padecimiento, mientras que el 40 por ciento de los menores de edad que padecen este trastorno, presentan problemas inestables en su convivencia y carecen de relaciones personales duraderas.

La especialista en la materia, explicó que el déficit de atención se caracteriza por hiperactividad e impulsividad del menor que al no tener límites por parte de los padres la conducta es desbordada e incluso agresiva, por lo cual se debe atender de manera inmediata bajo un tratamiento médico y terapias cognitivas durante dos o tres años.

La causa principal, dijo, es genética, seguido de la prematurez, abusos de sustancias de las madres en el proceso de gestación, problemas de nacimiento, o en etapas más avanzadas los traumatismos. Externó que los niños que quedan a cargo de abuelas y con frecuencia no establecen límites un niño que no tiene horarios y reglas tendrá una conducta muy desbordada falta establecer límites en el hogar, los papás trabajan y no tienen deseos de convivir con los niños y la conducta no quieren hacer tareas…

Señaló que el trastorno sí ha aumentado en Michoacán, ya que de las consultas que se atienden en el IMSS, el 20 por ciento corresponden a menores y adolescentes con déficit de atención, mismo que si no se atiende en una edad temprana, presentan complicaciones que van desde adicciones como el tabaco y alcohol hasta comportamiento antisocial ligado a pandillas juveniles.

La especialista, denunció que en el estado hacen falta más profesionistas que atiendan este trastorno, pero también espacios especializados que atiendan a los niños como los centro psicopedagógicos que en la actualidad son muy pocos que no tienen la capacidad para atender a los menores.

CA