Entre veinte y treinta connacionales mueren en los Estados Unidos por diferentes razones (Foto: Cortesía)

Por: Guadalupe Martínez/@Guadalupemtzo

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Al año, fallecen en promedio 360 migrantes michoacanos por diferentes causas, entre ellas, accidentes, enfermedades, la edad o alguna confrontación física con la autoridad migratoria, de los cuales, 18 cuerpos no son identificados por los obstáculos del gobierno estadounidense.

Así lo informó el secretario del Migrante, José Luis Gutiérrez Pérez en entrevista, quien denunció las complicaciones que pasan todos los días los funcionarios estatales para tener acceso a la información sobre la situación que existe con los migrantes en el vecino país.

El secretario, destacó que pese a la comunicación y el trabajo en conjunto que realizan con los Consulados o la Secretaría de Relaciones Exteriores, los departamentos de policía de los Estados Unidos, así como sus Condados ponen una infinidad de «trabas» para enviar la información completa en torno a los migrantes que pierden la vida al cruzar la frontera.

Al ser cuestionado sobre el número de migrantes michoacanos que fallecen en el vecino país, Gutiérrez Pérez respondió que entre veinte y treinta connacionales mueren en los Estados Unidos por diferentes razones, entre las cuales, destacó las enfermedades que se recrudecen como las crónico degenerativas, accidentes de todo tipo, incluso dijo que hay pocos casos que pierden la vida por alguna confrontación física con la policía migratoria, de los cuales, dijo, cerca del cinco por ciento de los logran ser reconocidos

Es decir que anualmente 360 migrantes de Michoacán pierden la vida, y de estos, al menos 18 no son identificados por las autoridades mexicanas debido a los procesos «engorrosos» de las autoridades norteamericanas, así como una falta de sensibilidad para entregar toda la información necesaria.

«Estamos muy al pendiente de lo que pasa con nuestros migrantes y la Cancillería trabaja de cerca el asunto con los departamentos de policías, el problema es que no comparten información y nos ponen obstáculos, porque así es la burocracia allá», insistió.

ZM