En México existen alrededor de 270 especies de alacres y dos mil 600 en el mundo (Foto: Conacyt)

Colima, Colima (Rasainforma.com).- Los insectos también tienen consecuencias por el cambio climático, así lo expresó el doctor Javier Ponce Saavedra, investigador de la Facultad de Biología de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH) quien afirmó que a causa del calentamiento global, los alacranes, pertenecientes a la familia de los arácnidos, están migrando a las grandes ciudades.

“La picadura de alacrán en México es de los problemas epidemiológicos de mayor importancia. Tenemos todavía mortalidad por picaduras de alacrán, no se ha controlado de ninguna manera, al contrario, está creciendo y se están moviendo las especies por el efecto del calentamiento global”, explicó el especialista en entrevista.

Ponce Saavedra, quien ha descubierto y estudiado 12 especies de alacranes, resaltó que entre los arácnidos, los alacranes son el grupo más conocido por su importancia médica. En México existen alrededor de 270 especies de arácnidos y dos mil 600 en el mundo, algunos peligrosos, pero no todos venenosos.

“A diferencia de las arañas, las especies peligrosas de alacranes son comunes y no son delicadas”, dijo el investigador, quien resaltó que en Colima se localiza el Centruroides tecomanus, una de las especies de importancia médica.

También explico que el 78 por ciento de los casos de envenenamiento son provocados por alacrán y eso se puede extrapolar incluso a nivel mundial, además señaló que hace un siglo, de las 43 especies de alacranes, seis se catalogaban por su importancia médica y en la actualidad son diez.

“Todos los estados del Pacífico tienen alacranes de importancia médica. En Colima se encuentra el Centruroides tecomanus, descrito en 1932, el cual se encuentra en toda la costa de Colima, sube a Jalisco y a la costa de Michoacán y aparentemente se encuentra también en la parte norte de la costa del estado de Guerrero”, explicó el investigador.

En el estado de Colima, Ponce Saavedra localizó en 2009 una especie relativamente nueva, C. hirsutipalpusde, en el municipio de Minatitlán.

En México se registran anualmente, en promedio, casi 300 mil casos de picadura de alacrán en personas, principalmente menores, de acuerdo con el informe Intoxicación por picadura de alacrán, publicado en 2012 por la Dirección General de Epidemiología de la Secretaría de Salud (SSA).

Ante la picadura de un alacrán, el afectado tiene que acudir al centro de salud más cercano y de ser posible, llevar al alacrán para conocer el tipo y saber si es venenoso o no.