Más de un 13 por ciento de los niños duermen con algún compañero en la misma cama, en más del 7 por ciento lo hacen con personas o con menores del sexo opuesto (Foto: Casa Escuela Paracuaro Mich)

Por: Guadalupe Martínez/@Guadalupemtzo

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Apenas el 75 por ciento de cumplimiento recibieron de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) 30 de 54 albergues y casas escuela de la Secretaría de Educación en el Estado (SEE) debido a que se encontraron varias deficiencias, entre ellas, el abandono de los estudiantes, falta de infraestructura, insuficiente personal y pocos espacios físicos, así como la carente atención médica.

Lo anterior en base al programa de supervisión que realiza cada año el organismo defensor de los derechos humanos, y que en esta ocasión se aplicó en las instituciones ubicadas en los municipios siguientes: Ario de Rosales; Arteaga; Carácuaro; Charo; Epitacio Huerta; Jungapeo; Lázaro Cárdenas; Madero, Maravatío; Morelia; Nocupétaro; Paracho; Salvador Escalante; San Juan Nuevo Parangaricutiro; San Lucas; Susupuato, Tacámbaro; Tancítaro; Tiquicheo; Tuzantla; Tzitzio y Zinapécuaro.

El presidente de la CEDH, Víctor Serrato Lozano, señaló que también obtuvieron datos que preocupan en el sector educativo del estado, como el derecho a la educación con apenas el 60.4 por ciento de cumplimiento, siendo que es el objetivo primordial de estos espacios brindar las condiciones que permitan a los estudiantes albergados asistir a la escuela.

Durante la evaluación, se informó que el derecho al descanso y al esparcimiento alcanzó apenas el 68.55 por ciento de cumplimiento. El 85 por ciento de los albergues escolares y casas escuela no realizan actividades recreativas dentro de la institución y más del 41 por ciento tampoco lo hacen fuera de esta.

Una de las áreas más importantes, es el derecho a la educación, sin embargo, obtuvo un cumplimiento de “panzazo” con el 60.4 por ciento, siendo el que recibió el menor porcentaje. A pesar de que todos los usuarios tienen acceso a la educación, se detectó la falta de programas productivos en más del 73 por ciento de las instituciones como: apiario, siembra y otros oficios que abonen a generar aprendizaje, según sus circunstancias específicas de carácter socioeconómico.

Serrato Lozano, detalló que en el derecho a la seguridad jurídica los albergues y casas escuela diagnosticadas recibieron un cumplimiento del 91.46 por ciento, sin embargo, sí se encontraron algunas deficiencias sobre todo en reglamentos, normas y mecanismos de apoyo; en expedientes académicos, programa operativo anual y un acervo documental que brinden certeza de los actos dentro de las instituciones.

En cuanto al derecho al acceso a una vida libre de violencia y a la integridad personal, el resultado fue un 87.20 por ciento de cumplimiento, pero con advertencias de “serios riesgos” para el libre desarrollo, ya que más de un 13 por ciento de los niños duermen con algún compañero en la misma cama, en más del 7 por ciento lo hacen con personas o con menores del sexo opuesto, por indicaciones de una autoridad, y que podría derivar en situaciones de abusos físicos y sexuales.

Sobre el derecho a vivir en condiciones de bienestar y a un sano desarrollo integral, la CEDH registró un cumplimiento del 70.89 por ciento, con carencias en actividades que permitan enriquecer el aprendizaje; la falta de higiene y malas condiciones en los sanitarios y regaderas; ausencia de extinguidores de salidas de emergencia y sin botiquín de primeros auxilios.

Ante lo cual, la Comisión envió a la SEE algunas sugerencias, como destinar el recurso necesario a fin de que los albergues escolares rurales y casas-escuela puedan realizar actividades recreativas; restaurar, dar mantenimiento y adecuar todos los espacios de los inmuebles, ya que el 80 por ciento de ellos tienen más de 15 años de existencia, así como una verdadera capacitación a los servidores públicos para mejorar las condiciones de los estudiantes.

CA