pastillas drogas sineticas
El 3.7 por ciento de los michoacanos entre 12 y 65 años de edad admitió el consumo de cocaína alguna vez en la vida (Foto: Pixabay.com)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- El secretario técnico de la Comisión Estatal contra las Adicciones, Bruno Montesano Castellanos, alertó, con cifras no oficiales, sobre el repunte en el consumo de drogas sintéticas en Michoacán, cuyas afectaciones, dijo, son altamente dañinas para el cerebro.

Expuso que si bien las encuestas oficiales hacen muestreos en determinadas fracciones de la población para dimensionar el problema, «la realidad es que por cada adicto que se registra puede haber siete o más casos que no se conocen».

bruno montesano
(Foto: Sayra Casillas)

«La última encuesta indica que la proporción de jóvenes que usan drogas de manera constante ronda entre el 12 y el 13 por ciento en todo el país, y Michoacán lo mantiene», aseguró, con el señalamiento de que el consumo está detectado en menores desde los ocho años de edad.

Este miércoles, en el patio central del Congreso local se llevó a cabo un foro sobre la iniciativa de Ley Estatal de Prevención, Atención y Combate de Adicciones en Michoacán, impulsada por el diputado local morenista, Alfredo Ramírez Bedolla, misma que se pretende sea aprobada este 2020.

Esta propuesta plantea la implementación de un programa de Justicia Terapéutica, que consiste en ofrecer a los primeros infractores que hayan estado bajo el consumo de sustancias psicoactivas, la alternativa de recibir tratamiento contra la adicción; prevé que esta situación sea atendida como un problema de salud pública y reglamentar la operación de centros, privados o públicos, dedicados a la rehabilitación, de ahí que se congregaran en el evento representantes del sector Salud, del Poder Judicial y de Seguridad Pública.

Montesano Castellanos, quien también acudió al evento con la representación del Consejo Nacional contra las Adicciones, resaltó que el consumo de drogas en el país y en el estado se torna como un problema de salud difícil de afrontar en sus vertientes de oferta y demanda.

«El problema es serio, sobre todo porque en la actualidad están saliendo sustancias nuevas, prácticamente cada tercer dí. Los chavos van un fin de semana al antro y les ofrecen una cosa, les gusta y van la siguiente semana y ya les ofrecen otra», comentó.

En entrevista pormenorizó que es amplia la gama de sustancias utilizadas para la elaboración de nuevas drogas sintéticas: «ha regresado el LSD, está en auge nuevamente la heroína y sus variantes, que son porquerías hechas en cocinas de casa y que les meten de todo lo que se les ocurre, desde detergentes y limpiadores hasta lo que no nos podemos imaginar».

Hizo un llamado de atención en el sentido de que por tal motivo, el daño cerebral que esas sustancias producen es «cada vez más grave».

Reiteró que, por otro lado, Michoacán tiene problemas en la ingesta de alcohol entre menores de edad, según la última encuesta de 2016 y predomina el consumo de mariguana, seguida por el cristal, la heroína y la cocaína, con una tendencia al alza.

Según el informe sobre el consumo de drogas 2016, publicado por la Secretaría de Salud y la Comisión Nacional contra las Adicciones, con base en los resultados de la Encuesta Nacional de Consumo de Drogas, Alcohol y Tabaco, el 9.2 por ciento de la población entre 12 y 65 años de edad, reconoció el consumo de cualquier droga alguna vez en la vida, cifra por debajo del promedio nacional (10.3%); mientras que en el consumo de alguna sustancia en el último año, la entidad arrojó el 3.8 por ciento de la población en ese mismo rango de edad, superior al índice nacional (2.9%).

El 3.7 por ciento de los michoacanos entre 12 y 65 años de edad admitió el consumo de cocaína alguna vez en la vida, y, el 0.9 por ciento en el último año; ambas cifras son ligeramente superiores a las del promedio nacional.

En lo que respecta a mariguana, el 8 por ciento de la población estatal entre 12 y 65 años señaló haberla consumido alguna vez en la vida, en tanto que el 3 por ciento dijo que ocurrió en el último año.

Por: Sayra Casillas/rmr