Lentitud en calle Allende y su continuación, Valladolid, a partir de la calle de Galeana y con dirección hacia la plazuela de Valladolid 

 

Accidente en la salida a Charo, justo antes de llegar al Recinto Ferial, a la altura de una gasolinería. Maneje con precaución

 

Complicación vial en Plan de Ayala, cerca del mercado de San Juan, con dirección a San José

 

Congestión vial en libramiento, entre salida a Salamanca y al de Charo, por obras públicas

Alfonso Martínez destinó más recursos a su oficina que al pago de la deuda pública

La tendencia histórica del Ayuntamiento de Morelia fue destinar mucho más dinero a pagar sus deudas que usar dinero de manera discrecional amparado por un rubro y la firma del presidente municipal, pero entre los años 2016, 2017 y 2018 la tendencia se revirtió

Alfonso Martíenz
Alfonso Martínez Alcázar fue el edil que más dinero destinó a sus gastos discrecionales (Foto: Ilustrativa)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- De las tres últimas administraciones municipales, la del edil independiente, Alfonso Martínez Alcázar, fue la que más dinero destinó a los gastos que discrecionalmente el propio alcalde autorizó, y al mismo tiempo, fue el que menos fondos utilizó para pagar la deuda pública de Morelia.

Las cifras indican que, históricamente, los gobiernos municipales de Morelia han destinado casi el doble del dinero al pago de la deuda pública —que ya se terminó de pagar completamente durante la administración de Raúl Morón Orozco— en comparación con el que se utiliza para atender necesidades estimadas por el alcalde. 

Sin embargo, entre los años 2016, 2017 y 2018 la tendencia se revirtió. 

Incluso el 2018 —año electoral en el cual se debía votar por la permanencia o reemplazo del edil independiente— fue el único en que los gastos discrecionales del alcalde sobrepasaron lo que el ayuntamiento destinó oficialmente a la deuda pública. 

Los montos y porcentajes exhibidos en este reportaje se desprenden del análisis de los presupuestos de egresos correspondientes a los años 2014, 2015, 2016, 2017, 2018, 2019 y 2020. Este diario se remitió estrictamente a hacer un comparativo con base en las cifras oficiales, identificando las cantidades exactas y calculando el porcentaje de cada una de ellas en relación con el presupuesto total. Los documentos están disponibles y abiertos para todos los que deseen consultarlos. 

A la luz de los datos, la conclusión es clara: 

Alfonso Martínez Alcázar fue el edil que más dinero destinó a sus gastos discrecionales.

FUENTE: presupuestos de ingresos y egresos del ayuntamiento de Morelia, 2014-2020

Un ítem oscuro 

Los gastos del ítem nombrado explícitamente “Presidencia Municipal” en el “Presupuesto de Ingresos y Egresos del Ejercicio Fiscal” de cada año no son abiertos ni fáciles de identificar. Este medio obtuvo tres versiones. Todas difieren entre sí. 

“Fundamentalmente tiene que ver con lo que se destina a medios de comunicación”, dice a MiMorelia.com una fuente de la actual administración municipal. “La oficina del presidente municipal es una Unidad Programática Presupuestal (UPP), lo cual implica que tiene autonomía respecto del uso de los recursos. En cambio la oficina de Comunicación Social municipal sólo tiene el rango de Unidad Responsable (UR), la cual, por razones técnicas, depende directamente de una UPP”. 

La misma fuente agrega que la presidencia municipal también destina recursos a la operatividad. “¿En qué consiste esa operatividad? En los apoyos o presuntos apoyos que se dan a la gente, es decir, en gestoría; lo relacionado con el gasto en transparencia, que requiere equipos humanos y técnicos, y en gastos cívicos: mamparas, arreglos florales, etcétera”. 

Otra versión tiene un exregidor que fungió precisamente durante la administración independiente. 

“Básicamente son gastos discrecionales, ya que en el Cabildo nunca se justifican a detalle. No se destinan a medios de comunicación, ya que para eso está la Coordinación de Comunicación Social. Puede ser muebles, servicios, remodelación de oficinas de la presidencia municipal”. 

Finalmente, un documento oficial del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), disponible en el link https://bit.ly/3x3klcz, indica que los gastos de la Unidad Administrativa denominada “Presidencia Municipal” corresponden a sueldos, salarios, emolumentos y dieta (retribución que reciben los servidores públicos por los servicios que prestan) del presidente municipal y del síndico; gastos de administración, papelería y artículos de oficina, y mobiliarios y equipos de oficina. 

Independientemente de las divergencias en el uso de los recursos, es un hecho que entre los años 2016, 2017 y 2018 hubo un alza sostenida del gasto de la presidencia municipal, al mismo tiempo que se generó un pico negativo en el gasto en deuda púbica.

Las cifras de cada año 

Entre el 15 agosto de 2013 y el 3 de marzo de 2015 el edil de Morelia fue Wilfrido Lázaro Medina, quien entre el 23 de marzo de 2015 y el 31 de agosto de ese mismo año fue reemplazado de manera interina por Salvador Abud Mirabent. Entre el 1 de septiembre de 2015 y el 31 de agosto de 2018 le sucedió Alfonso Martínez Alcázar. Finalmente, desde el 1 de septiembre de 2018 hasta el 31 de diciembre de 2020 (fecha hasta la que cubre esta nota), el presidente municipal fue Raúl Morón Orozco.

Las cifras aquí expuestas cubren, por tanto, las presidencias municipales de Wilfrido Lázaro Medina, Salvador Abud Mirabent, Alfonso Martínez Alcázar y Raúl Morón Orozco. 

El año 2014 el ayuntamiento destinó un total de 40 millones 454 mil 305 pesos a la Presidencia Municipal. En tanto, el gasto destinado al pago de la deuda pública llegó a los 82 millones 054 mil 497 pesos. 

En el año siguiente (2015) la tendencia fue similar. Entonces se destinaron 48 millones 87 mil 360 pesos a la Presidencia Municipal, y 80 millones 547 mil 280 al pago de la deuda. 

El 2016 fue el primer año en que los fondos destinados a la Presidencia Municipal superaron el 3% del presupuesto del ayuntamiento. Entonces el monto para la Presidencia Municipal fue de 57 millones 58 mil 749 pesos; mientras que el de la deuda publica bajó a 74 millones 493 mil 551 pesos. 

En el año siguiente se mantuvo la tendencia al alza para la Presidencia Municipal. Entonces se destinaron 71 millones 177 mil 424 pesos a ese ítem; mientras que el pago de la deuda requirió de 74 millones 529 mil 920 pesos. 

En el 2018 —año electoral— las cosas cambiaron: fue el único en la historia reciente de Morelia en el que se destinó más dinero a la Presidencia Municipal que a la deuda pública. El presupuesto de ingresos y egresos para el ejercicio fiscal 2018 del ayuntamiento de Morelia muestra que se destinaron 85 millones 817 mil 773 pesos a la Presidencia Municipal, contra apenas 59 millones 751 mil 205 al pago de la deuda. 

En 2019 las cosas se normalizaron nuevamente. Entonces el gasto de la Presidencia Municipal disminuyó a 62 millones 241 mil 882 pesos y el de la deuda pública aumentó a 68 millones 023 mil 728.

Finalmente, en 2020 el gasto para la Presidencia Municipal fue de 58 millones 181 mil 178 pesos, contra 72 millones 788 mil 792 para la deuda pública.

rmr