Estado de México (MiMorelia.com/Redacción).- Seguramente lo has hecho o conoces a alguien que haya alimentado a perritos de la calle, ahora esta buena acción puede llevar a quien lo haga a prisión o pago de una multa.

El gobierno del municipio de Papalotla, Estado de México ha impuesto esta nueva ley; de acuerdo a esta las personas que alimenten a perritos callejeros sin adoptarlos recibirá una multa de 4 mil pesos o 36 horas de arresto.

El castigo no solo será para quienes velen por el bien de los canes sino también para los dueños irresponsables que permitan que los animalitos deambulen solos por la calle, ensucien, defequen o perjudiquen a terceros.

Los habitantes de la zona se encuentran en desacuerdo en esta nueva medida impuesta, incluso han llamado a las autoridades ineptos.

CA