El SAT busca que los contribuyentes se regularicen (Foto: cortesía)

Ciudad de México (Rasainforma.com).- El Servicio de Administración Tributaria (SAT) presentará este martes una denuncia contra 43 empresas factureras. Raquel Buenrostro, titular de este organismo, señaló que el fraude por facturas falsas asciende a los 55 mil 125 millones de pesos.

Empresa facturera: aquella que emite facturas de operaciones simuladas, inexistentes o ficticias.

En conferencia de prensa matutina, Buenrostro señaló que ese monto no ingresó a las arcas de la Hacienda Pública, además indicó que en el fraude fiscal participaron ocho mil 212 empresas, la mayoría de éstas pagaron nómina pero no la retención del Impuesto Sobre la Renta (ISR) por 19 mil 146 millones de pesos.

La titular del SAT añadió que la empresas factureras presentaron operaciones simuladas por 93 mil millones de pesos, que causaron 24 mil mdp de ISR y 11 mil 396 mdp de Impuesto al Valor Agregado (IVA).

Cabe recordar que las facturas falsas permiten incrementar los gastos no existentes de las empresas para disminuir el pago de contribuciones y así engañar al SAT, lo que se traduce como defraudación fiscal.

Buenrostro indicó que es muy complicado recuperar los 55 mil millones de pesos, por lo que sólo será viable recuperar 19 mil millones de pesos, ya que después de varios años es difícil comprobar que se prestaron servicios simulados.

Entre las empresas factureras se encontró que se relacionan entre sí, comparten asimilados, representantes legales y accionistas, el grueso de las operaciones facturadas es a través de “servicios”.

factureras
(Foto: Captura de pantalla)

factureras
(Foto: Captura de pantalla)

_

Ahora, lo que el SAT busca es que los contribuyentes se regularicen por lo que mandará cartas a quienes hayan usado estos esquema, de igual manera podrán acercarse a los funcionarios del SAT para orientarlos a la autocorrección.

La Procuración Fiscal de la Federación (PFF) denunciará a las empresas factureras por defraudación fiscal. Posteriormente, en un plazo no mayor a tres meses, formulará una querella contra los beneficiarios finales.

Por: Ariana Castellanos/rmr