Estados Unidos (MiMorelia.com/Redacción).- Luego de haber consumido metanfetaminas, Kaylee Muthart se sacó los ojos con sus manos en plena vía pública en Carolina del Sur.

Los hechos se registraron el pasado seis de febrero cuando la joven transitaba por las afueras de una iglesia.

En entrevista para People, la madre de la joven de 20 años confesó que su hija consumía drogas por lo que una de las consecuencias de las alucinaciones la llevo a arrancarse los ojos.

Katy Tompkins madre de Kaylee agregó que su hija comenzó a tomar estimulantes unos seis meses antes del lamentable incidente.

CA