Las estudiantes contribuyen en el estudio y bioprospección de bacterias que podrán ayudar para que el proceso sea más eficiente en el tratamiento del agua residual (Foto Cortesía)

Morelia, Michoacán (Boletín).- Alondra Rangel Alvarado y Ana María Martínez, estudiantes de Ingeniería Bioquímica, del Instituto Tecnológico de Morelia (ITM), “José María Morelos y Pavón”, realizan el proyecto de investigación: “Caracterización Bioquímica y Molecular del Consorcio Bacteriano Proveniente del Tratamiento Anaerobio del Agua Residual del Rastro de Morelia”.

Las estudiantes de licenciatura son asesoradas por doctor Juan Carlos González y colaboran con profesores investigadores de la Maestría de Ingeniería Ambiental de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo: M.C. Julio César Jacuinde Ruiz, doctora Ma. del Carmen Chávez Parga y doctor José Apolinar Cortés, quienes desarrollaron un biorreactor para tratar el agua residual generada en el rastro, con la finalidad de lograr mayor rapidez de la digestión anaerobia, en el cual las bacterias degradan la materia orgánica para degradarse con mayor facilidad.

El trabajo de investigación de las alumnas del ITM consistió en aislar las Bacterias de las muestras residuales que les fueron entregadas por el estudiante de Doctorado Julio Jucuinde, de esta manera, en el ITM, las estudiantes caracterizarán, bioquímicamente, el metabolismo y afinidad por los sustratos para su crecimiento de las bacterias; así como realizar la caracterización molecular de algunas de las bacterias de importancia e involucradas en la fermentación anaerobia.

Rangel Alvarado recordó que su trabajo consiste en identificar las bacterias que hacen el proceso de degradación con mayor rapidez, a fin de sentar las bases para formar un nuevo inóculo que acelere la descomposición.

Las estudiantes precisaron que el proyecto representa tiempo de espera, así como un esfuerzo importante porque no todos los microorganismos pueden aislarse y caracterizarse molecularmente, para lograrlo requieren de días para conseguir el resultado; actualmente ya se evaluaron cinco muestras tomadas de las cinéticas de fermentación en biorreactor.

Por su parte, el asesor e Investigador, externó que Alondra y Ana aislaron algunos de los microorganismos con los que se pretende se pueda incrementar la eficiencia del proceso de fermentación y con ello, iniciar con la parte bioquímica y caracterización molecular para hacer más eficiente el proceso de fermentación anaeróbica.

“La aplicación directa puede impactar en el medio ambiente porque se tratará de reducir los afluentes contaminantes que son originados en el rastro municipal”.

PO