Reportero de La Jornada
Según los sicarios, Olivares recibe amenazas de muerte por un trabajo de investigación que hizo en la UNAM (Foto: @ONUDHmexico)

Ciudad de México (Rasainforma.com).- Este viernes, el reportero de La Jornada Emir Olivares denunció amenazas de muerte en su contra debido a un trabajo de investigación que realizó en la Universidad Autónoma de México (UNAM).

El rerportero explicó que dos sujetos irrumpieron en su domicilio y revisaron algunas de sus pertenencias. Luego de huir, le llamaron y le dijeron que alguien les pagó un millón de pesos por matarlo debido a un trabajo que hizo en la UNAM.

Luego de recibir varios mensajes amenazadores, Olivares formó parte del Programa de Protección a Periodistas y Defensores de Derechos Humanos desde junio de 2017 luego de publicar su trabajo.

Se presume que los agresores aprovecharon que el acceso principal estaba abierto por una mudanza que se realizaba en el edificio. Asumieron que no había nadie en el domicilio, abrieron la puerta con ganzúas y comenzaron a revisar sus pertenencias.

Sin embargo, el comunicador estaba terminando de bañarse, cuando sorprendió a los agresores y tras encararlos huyeron.

Minutos después, los sujetos marcaron a los teléfonos del periodista, identificándolo por su nombre, y le explicaron que alguien los había contratado para hacerle daño.

“A mí me pagaron un millón de pesos para matarlo. ¿Qué quiere que haga: o lo mato o usted me dobla la cantidad?”, dijo el sicario.

Según contó el comunicador, el sicario le dio información personal como descripciones de su familia y actividades diarias que hace.

Enseguida, continuaron las llamadas para exigirle una suma millonaria al periodista para no ser asesinado, incluso le ofrecieron trasladarlo para que entregara dinero en efectivo para no ser agredido.

Por: Salvador Gaytán/Información de La Jornada/Av