Lentitud en calle Allende y su continuación, Valladolid, a partir de la calle de Galeana y con dirección hacia la plazuela de Valladolid 

 

Accidente en la salida a Charo, justo antes de llegar al Recinto Ferial, a la altura de una gasolinería. Maneje con precaución

 

Complicación vial en Plan de Ayala, cerca del mercado de San Juan, con dirección a San José

 

Congestión vial en libramiento, entre salida a Salamanca y al de Charo, por obras públicas

AMLO, ¿Un factor determinante sin estar en la boleta?

NoImage

A pesar de que Andrés Manuel López Obrador no estará en la boleta de las próximas elecciones -como él mismo lo había sugerido para beneficio de su proyecto-, su nombre será un factor determinante en la definición de las gubernaturas que se someterán a renovación el próximo 6 de junio, o al menos en Michoacán, donde dos, si no es que hasta tres candidatos, se han valido de la figura del presidente de la República para pretender conquistar votos rumbo a la jornada electoral que está en puerta.

El primero de ellos es evidentemente Alfredo Ramírez Bedolla, quien busca a toda costa alcanzar una proyección de gobierno que sólo el PRI ha conseguido en Michoacán, y en la que por cierto fracasó el PAN, en tiempos del calderonismo: establecer una misma línea gubernamental entre Estado y Federación, bajo una misma bandera política.

Así se vende, de hecho, como un auténtico obradorista. Sus propuestas de campaña están siempre ligadas a la marca gubernamental que nació bajo el nombre de la Cuarta Transformación, un proyecto que después de haberse establecido en la presidencia de la República, y de manera hegemónica en el Poder Legislativo, hoy avanza con un sólo objetivo: reconfigurar el esquema político del país, y lo está logrando, obligando a sus adversarios a construir alianzas jamás pensadas para “darle equilibrio a la democracia nacional”, como lo describirían los politólogos.

La postura de Alfredo Ramírez no sorprende, pues, aunque por algunos es criticada, evidentemente responde a la línea político-electoral que le funcionó a su líder y hoy presidente de la República: proyectar un gobierno sin cabida a la corrupción, austero, sujeto a consultas populares, y respetuoso con el resto de poderes -Legislativo y Judicial-, aunque en este último punto el obradorismo suela salirse del guion.

El arrimado…

El que sí sorprende es el candidato del PAN, PRI y PRD, Carlos Herrera Tello, quien hoy le estrecha la mano a AMLO y le ofrece trabajar en plena coordinación, en caso de obtener la victoria, después de haber ocupado la Secretaría de Gobierno en la administración de Silvano Aureoles Conejo, uno de los principales impulsores de la Alianza Federalista, que se constituyó entre gobernadores opositores a la 4T.  

Aunque su cercanía con Silvano es más que evidente, Herrera Tello ha pretendido simular rupturas mediáticas con el mandatario de extracción perredista, pese a que incluso antes le subsidiaba campañas políticas. Todo esto, con el firme propósito de desmarcarse de la casi nula popularidad que acompaña al gobernador de Michoacán y, a su vez, colgarse de la que sí tiene Andrés Manuel en la entidad.

El muerto…

Otro de los aspirantes que se ha valido de AMLO y la 4T para despegar, sin éxito, es Cristóbal Arias Solís, quien, después de no haber podido obtener la candidatura de Morena por la gubernatura, le pide tregua al presidente y lo invita a depurar del partido a quienes truncaron sus aspiraciones electorales, sin que sus peticiones reiterativas hayan causado eco hasta el momento.

Así, aunque el presidente de la República no aparecerá en la boleta como lo pretendía hacer adelantando el referéndum con que buscará ratificar su mandato para 2022, su nombre, pero sobre todo lo que sigue representando en la población, con todo y sus evidentes caídas en popularidad, se sigue traduciendo en un atractivo electoral para quienes buscan la gubernatura de Michoacán.

rmr