AMLO se comprometió con los profesores a que a la brevedad se instalará una mesa de trabajo con representación del gobierno federal y de todos los sectores magisteriales a fin de redactar de manera conjunta las leyes reglamentarias (Foto: Cortesía)

Por: Guadalupe Martínez/@Guadalupemtzo

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- En la segunda reunión con integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador se comprometió a otorgar plazas a todos los egresados de las Normales conforme al número de ingreso, conformación del Comité Escolar de Administración Participativa (CEAP) para la mejora de las escuelas a través de transferencia bancaria y la federalización de la nómina de manera gradual.

Este lunes los líderes de la Sección XVIII disidente principalmente de los estados de Michoacán, Oaxaca, Guerrero, Chiapas, Estados de México y Ciudad de México, se reunieron por segunda ocasión con López Obrador con la finalidad de resolver las demandas de los maestros, principalmente la de la Reforma Educativa.

Los puntos que ofreció López Obrador a la CNTE, fueron cinco; el censo y verificación, la basificación de todos los maestros que trabajan en distintos regímenes y modalidades en el sistema de enseñanza pública, así como el proceso gradual de la federalización de todas las plazas magisteriales en base a un modelo de homologación salarial que tome en cuenta las distintas circunstancias laborales, regionales, sociales y culturales.

Una de las exigencias de la Coordinadora desde el sexenio de Enrique Peña Nieto, fue la entrega de bases para los egresados de las Normales Oficiales, y que en Michoacán ha generado una serie de movilizaciones, protestas, bloqueos y retención de unidades.

El tabasqueño se comprometió a definir en común acuerdo, el número de alumnos por normal pública, los métodos de admisión y, a partir de ello, otorgar plazas a todos los egresados de dichos planteles educativos.

Otro de los puntos fue la creación de un sistema de mejora del magisterio en el que las promociones y los ascensos se realicen con base en tres criterios: antigüedad, experiencia y tiempo de trabajo en zonas de marginación, así como también tomar en cuenta, la pobreza y descomposición social.

En un documento que leyó el presidente de la República a los dirigentes de la Coordinadora, subrayó que los maestros deben tener la seguridad de que ahora con la responsabilidad de gobernar, no va a retirar la mano que le tendió al magisterio cuando se encontraba en la adversidad de la oposición, y por tanto, no olvidará cuánto han aportado a la defensa de la justicia, la auténtica democracia y la dignidad.

También se establecerá una instancia denominada Comité Escolar de Administración Participativa (CEAP), cuyos integrantes serán electos al inicio de cada año lectivo por una asamblea escolar en la que participarán los docentes, madres y padres de familia y alumnos a partir del cuarto grado de primaria.

Este organismo, recibirá de manera trimestral o semestral el presupuesto para la construcción, mejoras y mantenimiento de los plantes, pero éste será a través de recursos enviados por la Secretaría de Hacienda por transferencia bancaria u orden de pago.

López Obrador aseguró que este sistema tendrá como objetivo la dignificación de las escuelas en regiones rurales y urbanas marginadas, y la paulatina superación de las desigualdades entre las escuelas del país.

Este pliego de compromisos que ofreció el jefe del Ejecutivo federal a los líderes de la Sección XVIII disidente, serán analizados por los maestros en cada una de las entidades a fin de que sean aceptados o mejorados.

“El magisterio es indispensable para la causa de la transformación nacional; lo considero un protagonista central en la construcción del país honesto, solidario, pacífico, soberano y verdaderamente democrático”, destacó en el documento el presidente de la República.

RMR