López Obrador reiteró su política de seguridad de ]"abrazos no balazos" (Foto: captura)

Por: Guadalupe Martínez/@Guadalupemtzo

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, confirmó que seis mexicanos perdieron la vida este día y siete quedaron heridos en el tiroteo que se efectuó este fin de semana en el Paso, Texas, quien adelantó que a pesar del dolor se debe actuar con mucha responsabilidad, pues en el vecino país hay elecciones.

Añadió que de las veinte personas asesinadas, seis ya fueron identificadas como mexicanos.

Después de dar las condolencias a los familiares de las víctimas, López Obrador pidió a todos no incitar al odio y mucho menos, utilizar el uso de la fuerza, pues a su juicio, se tienen que resolver en todas partes los problemas con la fraternidad universal, aplicando la justicia, el amor y la paz.

En su visita al municipio de Huetamo y durante su mensaje, el tabasqueño destacó que los funcionarios federales ya se encargan de atender a los familiares en estos momentos difíciles que sucede en los Estados Unidos, luego de reiterar que su política seguirá siendo «abrazos y no balazos».

«Hay elecciones en los Estados Unidos. Ellos allá están en campaña, y nosotros no queremos inmiscuirnos en asuntos internos de otros países, porque vamos a mantener los principios de no intervención», destacó.

Cabe recordar que un joven blanco de 21 años entró el sábado pasado en una tienda de Walmart en El Paso, cerca de la frontera de Estados Unidos con México, y comenzó a disparar contra la gente que estaba allí. Decenas de familias y otras personas que habían acudido a comprar materiales para el nuevo curso escolar.

Lamentó lo sucedido en El Paso donde se presentó un tiroteo que llevó a cabo un joven con un arma de alto poder, y a causa de ello, perdieron la vida veinte personas, de ellos, las autoridades del vecino país, confirmaron este domingo que siete mexicanos fallecieron y seis se encuentran heridos.

Aseguró que a pesar de estos momentos difíciles, su gobierno informará con amplitud sobre la situación de los mexicanos fallecidos y los heridos, además de que no se dejará solos a los familiares.

SG