Después de recibir la presea, Barajas Pérez agradeció a todos sus compañeros del activismo social que la propusieron para este premio (Foto: Cristian Ruiz)

Por: Cristian Ruiz/@crisruizr1

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Ana Luisa Barajas Pérez, presidenta de Equipo de Mujeres en Acción Solidaria (EMAS), recibió de manos del alcalde de Morelia, Raúl Morón Orozco, la presea “Amala Solórzano Bravo” por su trabajo a favor del desarrollo de las mujeres.

Durante la ceremonia, la regidora María Guadalupe Alcaraz Padilla destacó que Ana Luisa Barajas Pérez cuenta con diversas ponencias hechas en instituciones de reconocimiento sobre la importancia de la mujer en diversos rubros, además de haber sido activista contra la violencia de la mujer, al grado que abrió un centro especializado para atender a féminas violentadas.

Asimismo, ha sido invitada a diversos países para hablar sobre cómo pueden generarse proyectos en favor de las mujeres de alguna comunidad, además de que abrió talleres para que mujeres puedan compartir sus testimonios para lograr un cambio.

“Ella nació en el siglo 20, pero parece que es adelantada a su época, esta mujer teniendo el reconocimiento internacional que tiene no ha dejado de luchar por las jefas de familia, por las demás activistas y es momento de darle un importante reconocimiento a esta mujer economista y orgullosamente michoacana”, resaltó la regidora.

Después de recibir la presea, Barajas Pérez agradeció a todos sus compañeros del activismo social que la propusieron para este premio que considera es parte de la lucha que ha emprendido desde hace 28 años por el empoderamiento de la mujer.

“Cuando las feministas hablamos de muchos temas no solo de Michoacán sino también el mundo, debemos entender y defender nuestras causas, sobre todo en este mundo actual, 28 años se dicen fácil, pero han sido años donde hemos repasado la agenda pública de las mujeres, hacer manuales de prevención de la violencia, las mujeres somos ciudadanas plenas, somos humanas plenas”, enfatizó.

Reconoció que poco a poco las instituciones han avanzado para lograr que realmente exista una igualdad sustantiva “más allá del papel”, esto como consecuencia de años de lucha por parte de muchos grupos feministas.

R